En 2022, el Gobierno de Puebla, encabezado por Miguel Barbosa Huerta, emprendió acciones legales para recuperar bienes privatizados, como el Jardín de las Trinitarias, los Lavaderos de Almoloya y más. Aún faltan por rescatar 100 mil metros cuadrados.

Asimismo, están en trámite acciones civiles y administrativas para la recuperación en favor del Gobierno del Estado de distintos bienes privatizados ubicados en la Reserva Territorial Atlixcáyotl y en diversos puntos representativos de la ciudad de Puebla.

Los inmuebles privatizados fueron enajenados o transmitidos de manera ilegal a particulares en anteriores administraciones como la morenovallista, señaló el Cuarto Informe de Labores de Barbosa Huerta.

Dichos inmuebles enajenados representan una extensión territorial de más de 100 mil metros cuadrados y su valor aproximado es superior a mil 100 millones de pesos.

Se emprendieron acciones legales para recuperar inmuebles que eran utilizados como zonas privativas y explotadas con fines de lucro por particulares para su propio beneficio.

Dentro de los cuales se encuentran 16.5 hectáreas en Ciudad Modelo. Dos terrenos con superficies de 6 mil 174 y mil 536 metros cuadrados en las inmediaciones del Mercado Morelos del municipio de Puebla.

Además de un predio con superficie de 2 mil 300 metros cuadrados denominado Tzaquio a un costado del Complejo de Seguridad denominado C5; y 12 bodegas y 4 módulos sanitarios y un predio con superficie de 550 metros cuadrados de la Segunda Sección de la Central de Abasto de la Ciudad de Puebla.

Por otro lado, se procedió a la recuperación de 2 predios con superficies de 1.89 y 1.54 hectáreas respectivamente, ubicados en la colonia Bello Horizonte del municipio de San Andrés Cholula, a fin de que estos predios clasificados como área verde o preservación ecológica dentro del Plan Subregional de Desarrollo Urbano de la Reserva Territorial Atlixcayotl-Quetzalcóatl.

Se recuperó una superficie de 600 metros cuadrados frente al Cereso de San Miguel, esto representó un valor equivalente de 250 millones de pesos.

Asimismo, se recuperaron espacios de uso común para la ciudadanía como:

  • El Paseo de San Francisco en el municipio de Puebla
  • Lavaderos de Almoloya
  • Plaza de la Amargura
  • Jardín de Trinitarias.
  • El Anexo al Templo de la Macarena
  • Plaza Trinitarias
  • Plaza la Oriental
  • Antiguos Hornos de Talavera
  • Galería Talavera
  • Claustro del Convento Franciscano
  • Plaza de la Madre

Con estas acciones se logró rescatar los pasajes históricos del Patrimonio Cultural de Puebla y que hoy se encuentran completamente abiertos al público.