Aprovechando que estamos en el mes del amor, es el momento perfecto para recordar algunos poemas que, al menos una vez, hemos leído. Ya sea por gusto o porque en alguna clase de literatura nos pidieron hacerlo.

“Me gusta cuando callas porque estás como ausente”…¿te recuerda algo? esta parte corresponde a una de las obras más famosas del poeta Pablo Neruda. Es muy probable que muchos conozcamos esa línea.

A continuación vamos a hacer un recorrido por algunos autores y autoras de poemas clásicos de la literatura hispanohablante y estamos seguros que al menos uno te resultará familiar.

Para comenzar, la mayoría de estas composiciones corresponden a poemas cortos. Es decir, que no exceden los 3 o 4 párrafos ni tampoco los 15 versos.

Empecemos con uno de los poetas más importantes de la literatura en español.

Autores de poemas clásicos de la literatura hispanohablante

Pablo Neruda

El poema más conocido de Pablo Neruda es "Me gusta cuando callas".
Foto en blanco y negro del escritor Pablo Neruda. credit: El Español / Google

Ricardo Eliécer Neftali Reyes Bosoalto mejor conocido como Pablo Neruda nació el 12 de julio de 1904 en Parral, Chile. Murió el 23 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile.

A los 20 años escribió el libro más leído de la historia de la poesía: “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”.

Dos años antes de su muerte, en 1971, recibió el Premio Nobel de Literatura. Como se mencionó en párrafos anteriores la siguiente composición es una de las más reconocidas del chileno.

Me gusta cuando callas (Poema XV)

Me gusta cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma.

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma.

y te pareces a la palabra melancolía.

Me gusta cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que te calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gusta cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Tomado de: Poeticous

Juana de Ibarbourou

En agosto de 1929 Ibarborou recibió el título de Juana de América.
Foto de archivo de la poetisa Juana Ibarbourou. credit: Poeticous

Ahora, toca el turno de la escritora uruguaya Juana Fernández Morales, quien nació el 8 de marzo de 1892. El apellido por el que es conocida lo tomó de su esposo el capitán español, Lucas Ibarbourou.

En agosto de 1929 recibió el título de Juana de América frente a poetas y personalidades en el Salón de los Pasos Perdidos. Murió el 15 de julio de 1979 y la enterraron con honores de Ministro de Estado.

A propósito, Juana es reconocida como un personaje importante en la lírica hispanoamericana. Sus poemas destacan por su exaltación emocional de la entrega amorosa, un ejemplo de esto es el siguiente verso.

Como una sola flor desesperada

Lo quiero con la sangre, con el hueso

con el ojo que mira y el aliento

con la frente que inclina el pensamiento

con este corazón caliente y preso,

y con el sueño fatalmente obseso

de este amor que me copa el sentimiento,

desde la breve risa hasta el lamento,

desde la herida bruja hasta su beso.

Mi vida es de tu vida tributaria,

ya te parezca tumulto, o solitaria,

como una sola flor desesperada.

Depende de él como del leño duro

la orquídea, o cual la hiedra sobre el muro,

que solo en él respira la levantada.

Tomado de: zendalibros

Jorge Luis Borges

Los poemas de Borges exploran ideas filosóficas relacionadas con eternidad, posmodernidad y eternidad.
Retrato en blanco y negro del escritor argentino Jorge Luis Borges. credit: Secretaría de Cultura de Argentina

Con relación a Jorge Francisco Isidoro Luis Borges mejor conocido como Jorge Luis Borges, es un poeta, escritor, traductor y ensayista argentino. Sin duda, uno de los personajes más sobresalientes de la literatura en habla hispana y de la literatura universal.

Sus dos libros más importantes son “ El Aleph” y “Ficciones”. Respecto a sus obras, exploran ideas filosóficas relacionadas con eternidad, posmodernidad, eternidad, etc.

Por ejemplo, en “Las causas” hace referencia a momentos históricos y objetos que forman parte del imaginario colectivo de la humanidad. En él también explica la circularidad del tiempo, ya que todo lo que menciona tuvo que ocurrir para que encontrara a su amada.

Las causas

Los ponientes y las generaciones.

Los días y ninguno fue el primero.

La frescura del agua en la garganta de Adán.

El ordenado Paraíso.

El ojo descifrando la tiniebla.

El amor de los lobos en el alba.

La palabra. El hexámetro. El espejo.

La Torre de Babel y la soberbia.

La luna que miraban los caldeos.

Las arenas inúmeras del Ganges.

Chuang-Tzu y la mariposa que lo sueña.

Las manzanas de oro de las islas.

Los pasos del errante laberinto.

El finito lienzo de Penélope.

El tiempo circular de los estoicos.

La moneda en la boca del que ha muerto.

El peso de la espada en la balanza.

Cada gota de agua en la clepsidra.

Las águilas, los fastos, las legiones.

César en la mañana de Farsalia.

La sombra de las cruces en la tierra.

El ajedrez y el álgebra del persa.

Los rastros de las largas migraciones.

La conquista de reinos por la espada.

La brújula incesante. El mar abierto.

El eco del reloj en la memoria.

El rey ajusticiado por el hacha.

El polvo incalculable que fue ejércitos.

La voz del ruiseñor en Dinamarca.

La escrupulosa línea del calígrafo.

El rostro del suicida en el espejo.

El naipe del tahúr. El oro ávido.

Las formas de la nube en el desierto.

Cada arabesco del calidoscopio.

Cada remordimiento y cada lágrima.

Se precisaron todas esas cosas

para que nuestras manos se encontraran.

Tomado de: culturagenial

Video de YouTube donde se recita el poema de Jorge Luis Borges.

Mario Benedetti

Uno de los poemas más conocidos de Mario Benedetti es Táctica y estrategia.
Foto de archivo de Mario Benedetti. credit: Frasess

Respecto a Mario Orlando Hardy Hamblet Brenno Benedetti Farrugia conocido popularmente como Mario Benedetti es un escritor, poeta y ensayista uruguayo. Nació el 14 de septiembre de 1920 y murió el 17 de mayo de 2009 en Montevideo.

Algunas de sus obras que incluyen cuentos, novelas, poesía y ensayo se tradujeron a más de 20 idiomas. También recibió varios premios, entre ellos el Gran Premio Nacional a la Actividad Intelectual de Uruguay y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Por otro lado, su obra literaria toca temas como el amor, naturaleza, existencia humana y política. Indudablemente, uno de los poemas más conocidos de Benedetti es el que te presentamos a continuación.

Táctica y estrategia

Mi táctica es

mirarte.

aprender como sos

quererte como sos.

Mi táctica es

hablarte y

escucharte

construir con palabras

un puente indestructible.

Mi táctica es

quedarme en tu recuerdo

no sé cómo

ni sé

con qué pretexto

pero quedarme en vos.

Mi táctica es

ser franco

y saber que sos franca

y que no nos vendamos

simulacros

para que entre los dos

no haya telón

ni abismos.

Mi estrategia es

en cambio

más profunda y más

simple.

Mi estrategia es

que un día cualquiera

no sé cómo

ni sé

con qué pretexto

por fin

me necesites.

Tomado de: culturagenial

Video de Youtube de Mario Benedetti recitando el poema Táctica y estrategia.

Alfonsina Storni

El último de los poemas de Alfonsina Storni se llama "Voy a dormir" y lo escribió antes de suicidarse.
Foto de Alfonsina Storni. credit: El Independiente

La poeta y feminista argentina Alfonsina Storni nació en Capriasca, Suiza el 29 de mayo de 1892. También se dedicó a la docencia y trabajó en varias escuelas, durante ese tiempo escribió sus poesías y algunas obras de teatro.

Sus poemas eran descritos como crudos, sensuales, con tintes feministas y reflexivos.

La diagnosticaron con cáncer de mama y la operaron. Después, se enteró que estaba invadida de cáncer y decidió suicidarse. El 25 de octubre de 1938 se lanzó de un espigón, el cual es una estructura que se construye con rocas apiladas y también se conoce como rompeolas. Antes de suicidarse escribió su último poema como despedida. Asimismo, este suceso inspiró la composición de la canción “Alfonsina y el mar”.

Voy a dormir

Dientes de flores, cofia de rocío,

manos de hierbas, tú, nodriza fina,

tenme prestas las sábanas terrosas

y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.

Ponme una lámpara a la cabecera;

una constelación; la que te guste;

todas son buenas; baja un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…

te acuna un pie celeste desde arriba

y un pájaro te traza unos compases.

para que olvides…Gracias. Ah, un encargo:

si él llama nuevamente por teléfono

le dices que no insista, que he salido…

Tomado de: Secretaría de Cultura de Argentina

Poemas cortos de amor

Dulce María Loynaz

Esta poeta obtuvo el Premio Miguel de Cervantes en 1992.
Retrato de la escritora cubana Dulce María Loynaz. credit: alasTensas

Considerada como una de las exponentes más importantes de la literatura cubana y universal, Dulce María Loynaz Muñoz es una escritora, abogada y poetisa.

Nació en La Habana el 10 de diciembre de 1902 y falleció el 27 de abril de 1997 a causa de un paro cardiorespiratorio.

En 1992 obtuvo el Premio Miguel de Cervantes. De hecho, a los 17 años publicó sus primeras obras en el periódico La Nación. Sus poemas y obras destacaron por el manejo del castellano, así como su poder de síntesis, claridad y sencillez con la que escribía.

Yo quería tus ojos claros

Yo quería tus ojos claros para prenderlos en mi pelo negro con un alfiler de oro.

Yo quería tus ojos claros para sembrarlos en mi jardín y recoger en la primavera próxima, una cosecha de estrellas.

Yo quería tus ojos claros para tirarlos y recogerlos en el aire como hacen los malabaristas del circo con sus bolas de cristal.

Pero tú te pusiste serio y me hablaste de algo seguramente muy triste, que yo no entendí bien.

Luego cayó la tarde y los dos elegimos el mar.

Tomado de: cervantesvirtual

Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo nació en Sevilla un 17 de febrero de 1836.
Retrato del poeta español Gustavo Adolfo Bécquer. credit: Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

El poeta y narrador español Gustavo Adolfo Bécquer y Rosalía de Castro son los representantes de la poesía posromántica. Nació en Sevilla en 1836 y murió en Madrid en 1807.

Respecto a su renombre, este lo consiguió después de su muerte y luego de que se publicaran sus escritos.

Rimas y leyendas, un conjunto de poemas y relatos construyeron el libro más importante de la literatura hispana. De hecho, estas obras influyeron a escritores como Antonio Machado y Rubén Darío.

Rima XXlll

Por una mirada, un mundo,

por una sonrisa, un cielo,

por un beso…¡yo no sé

que te diera por un beso!.

Tomado de: poemario

Rubén Darío

Rubén Darío fue un importante escritor, periodista y diplomatico originario de Nicaragua.
Imagen del poeta Rubén Darío. credit: El Comercio Perú

El poeta, escritor, diplomático y periodista nicaragüense Rubén Darío es el mayor representante del modernismo literario. El también llamado “Príncipe de las letras castellanas” es el poeta que más influencia tuvo en la poesía del siglo XX.

Los poemas de Darío destacan por el lenguaje poético y abordan temas como el erotismo, ocultismo y cuestiones sociales.

La princesita está triste

La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa?

Los suspiros se escapan de su boca de fresa,

que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

La princesa está pálida en su silla de oro;

está mudo el teclado de su clave sonoro,

y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.

Parlanchina, la dueña dice cosas banales,

y vestido de rojo, pirueta el bufón.

La princesa no ríe, la princesa no siente;

la princesa persigue por el cielo de Oriente

la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,

o en el que ha detenido su carroza argentina

para ver de sus ojos la dulzura de luz?

¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,

o en el que es soberano de los claros diamantes,

o en el dueño orgulloso de las perlas de Ornuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa

quiere ser golondrina, quiere ser mariposa.

tener alas ligeras, bajo el cielo volar;

ir al sol por la escala luminosa de un rayo,

saludar a los lirios con un verso de mayo,

o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,

ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,

ni los cisnes unánimes en el lago de azur.

Y están tristes las flores por la flor de la corte;

los jazmines de oriente, los nelumbos del norte,

de occidente las dalias y las rosas del sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!

Está presa en sus oros, está presa en sus tules,

en la jaula de mármol del palacio real;

el palacio soberbio que vigilan los guardas,

que custodian cien negros con sus cien alabardas,

un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!

(la princesa está triste, la princesa está pálida.)

¡Oh visión adorada del oro, rosa y marfil!

¡Quién volará a la tierra donde un príncipe existe),

más brillante que el alba, más hermoso que abril!

Calla, calla, princesa, dice el hada madrina

en caballo con alas hacía aquí se encamina,

en el cinto la espada, en la mano el azor,

el feliz caballero que te adora sin verte,

y que llega de lejos, vencedor de la muerte,

a encenderte los labios con un beso de amor…

Tomado de: Clara

También puedes leer:

LA VILLA
ambas manos

Mercedes Mendoza

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Editora desde 2016. Redactora y editora SEO en Ambas Manos.