Activistas y usuarios de redes sociales pidieron a Africam Safari ayudar a Ely, la elefanta que vive en el zoológico de San Juan de Aragón en la Ciudad de México.

Tras el rescate de Benito por parte del parque de conservación más importante de América Latina, animalistas hicieron un llamado para rescatar a esta ejemplar que muchos llaman “la elefanta más triste”. 

De acuerdo con Sopitas, la historia de Ely inició en 2012. En ese año, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México la rescató de un circo que utilizaba animales para sus espectáculos. 

Desde entonces, a Ely la llevaron al zoológico de San Juan de Aragón, sin embargo, su vida no mejoró.  

En ese tiempo, el zoológico aseguró que Ely gozaba de libertad para salir y entrar de su refugio. Además, podía tomar el sol, nadar y realizar otras actividades con el objetivo de mejorar su calidad de vida.  

Incluso, señalaron que especialistas en fauna silvestre la atenderían y recibiría cuidados de calidad. 

Publicación en X: Ruth Barrios pide ayuda para Ely, la elefanta Ely, abandonada en la Ciudad de México.

Al igual que con Benito, activistas denunciaron por meses los malos tratos y las deplorables condiciones de vida de Ely. 

¿Por qué Africam Safari debería rescatar a la elefanta Ely?

Actualmente, la elefanta vive sola en un espacio muy pequeño del zoológico. Los elefantes son animales muy grandes y su naturaleza sociable los obliga a habitar en manadas. 

La organización Animal Naturalis criticó fuertemente a las autoridades del lugar por no darle un trato digno a Ely.

(…) consideran que los 4.000 m2 en los que se encuentra Ely donde solo ha tenido desde hace años un piso de arena rodeada de muros de cemento y barrotes, creen que eso es óptimo para que un ser vivo esté en dichas condiciones”, dijeron. 

También, llamaron a su jaula una prisión, pero “de gran extensión y en este caso en mal estado”. 

La primera opción para sacar a Ely de la Ciudad de México fue llevarla a un santuario de elefantes ubicado en Brasil. El lugar aceptó recibirla. No obstante, el proceso quedó en pausa debido a que el zoológico de San Juan de Aragón negó que el animal sufriera negligencia. 

En 2021, la organización Va por sus Derechos inició un juicio de amparo. Afirmó que las autoridades (de la Ciudad de México y del zoológico) privaban de la libertad a la elefanta de una manera arbitraria e ilegítima.  

Después de varias intervenciones y procesos que llegaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) e involucran a las autoridades de la Ciudad de México y las federales, no se ha podido resolver el caso.  

La situación de Ely es preocupante, ya que su comportamiento no es el de una elefanta normal. De acuerdo con los expertos que la estudiaron, sufre por no tener compañía de otros elefantes y tiene traumas físicos, psicológicos y comportamientos anormales. 

Además, necesita espacio para moverse. De otra manera, podría desarrollar condiciones mortales en huesos, articulaciones y el sistema cardiovascular. 

Al saber que el caso de Benito fue un éxito, los interesados en salvar a la elefanta Ely buscan que Africam Safari la ayude para brindarle un mejor hogar. 

También puedes leer:

LA VILLA