Se dice que las obras de arte deben despertar alguna emoción en quienes las contemplan para cumplir con su propósito. “El Ángel Caído” es una obra que sin duda logra este objetivo. Su impacto radica en un detalle muy especial, la lágrima de Lucifer, capaz de provocar emociones y significados diferentes.

“El Ángel Caído” o “Fallen Angel” (1847) es una de las obras más importantes del pintor francés Alexandre Cabanel (1823-1889). Este cuadro representa a Lucifer cuando Dios lo expulsó del Paraíso por revelarse y enfrentarse contra él.

Obra Autorretrato (1852) de Alexandre Cabanel en el Museo Fabre.
Alexandre Cabanel dio clases en la Academia de Bellas Artes de París. credit: Cultura Genial

Como es bien sabido, Lucifer era el ángel más bello, poderoso e inteligente, el favorito de Dios. Sin embargo, su soberbia hizo que se creyera más poderoso que su creador e incluso manipuló a otros para que también se revelaran.

Por lo anterior, Dios decidió desterrarlo del Paraíso y lo condenó a vivir en la tierra. Es precisamente ese dramático momento que Cabanel representa en su cuadro.

Lucifer, el ángel más hermoso y poderoso, se convirtió en el ángel caído. Se transformó en una criatura despreciable y horrible, en el Diablo.

¿Por qué es tan importante la lágrima de Lucifer en el cuadro de Cabanel?

En la obra de Alexandre se ve a Lucifer recargado en una piedra y con uno de sus brazos cubriendo parte de su rostro.

Al centrarse en los ojos del ángel caído, se observa una mirada que puede interpretarse de muchas formas. Pero, lo que la hace aún más dramática es la lágrima que se observa en el ojo izquierdo de Lucifer.

Algunos interpretan este gesto como un dolor profundo, vergüenza o tal vez frustración. Sin embargo, muchos otros interpretan que esa mirada refleja rencor, ira, y el deseo de venganza por la humillación que sufrió.

Pintura "El Angel Caído" expuesta en el Museo Fabre, en Francia.
Lucifer era el ángel más bello, poderoso y el preferido de Dios. credit: Cultura Genial

El detalle de la lágrima intensifica el dramatismo de la obra y la vuelve mucho más profunda. Ya que muestra vulnerable y experimentando emociones, algo completamente humano, a un ser divino como un ángel. Quien se condenó por su ambición y soberbia.

¿Y a ti que te provoca la mirada de Lucifer en esta obra?

También puedes leer:

BANNER RUMBO
ambas manos

Mercedes Mendoza

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Editora desde 2016. Redactora y editora SEO en Ambas Manos.