El empresario Elon Musk despide a ejecutivos tras completar la compra de Twitter esta semana, convirtiéndose en dueño de la aplicación. 

Musk logró completar la adquisición por 44 millones de dólares, siendo el hombre más rico del mundo en poseer una de las plataformas más importantes a nivel global.

Twitter señaló que el acuerdo entró en vigencia este jueves. Incluso realizó una visita en la sede de Twitter en San Francisco para reunirse con los empleados. 

A través de una carta, aclaró que no quiere que la plataforma se convierta en un “infierno de todos contra todos donde se puede decir cualquier cosa sin consecuencias”.

Posteriormente tomó la decisión de despedir al CEO Parag Agrawal y dos ejecutivos más relacionados con la toma de decisiones.

La transacción ocurre después de meses de rumores, dimes y diretes entre Elon Musk, los directivos e inversionistas de la compañía. 

En abril, Elon Musk compra Twitter

Fue en abril del año pasado cuando el Elon Musk decidió comprar Twitter, pero tuvieron que pasar meses para intentar cerrar el trato.

También hizo visible su preocupación por la cantidad de bots en la plataforma y otras denuncias hechas por empleados sobre la operación al interior de la empresa.

Sin embargo, con el despido de ejecutivos tras completar la compra de Twitter podría plantear una serie de cambios y preguntas en torno al futuro de la empresa.

Entre ellas, el dueño de Tesla ha manifestado su interés en replantear las políticas de moderación de contenido de Twitter.

Con el fin de darle un enfoque “maximalista” de la “libertad de expresión”. Otro punto con el que no está de acuerdo es la práctica de Twitter de prohibiciones permanentes.

Esto aplica para todos aquellos que violan repetidamente sus reglas. De aceptarse los cambios, los usuarios previamente baneados podrían volver a utilizar la plataforma.

Entre ellos el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump como ha advertido en repetidas ocasiones. 

Especialistas mencionaron que con la llegada de Musk a Twitter, se esperan una serie de cambios en el ecosistema político y de los medios.

Por otro lado, notificaron que a partir de ahora, la intención es que deje de cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York.

BANNER RUMBO