En Puebla, hasta julio de 2022, se contabilizaron 4 mil 974 personas privadas de su libertad sin sentencia, es decir, 57.52 por ciento de la población de reos está en prisión preventiva oficiosa, un tema que ha generado polémica, ¿por qué?

Cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) indicaron que el dato es 0.51 por ciento más que el mismo corte, pero de 2021.

Hasta julio de este año, 4 mil 503 personas procesadas (en prisión preventiva oficiosa) eran por delitos del fuero común y 471, del federal, lo que quiere decir que al 42.48 por ciento de hombres y mujeres en los 22 centros penitenciarios del estado ya se le dictó sentencia y está cumpliendo su condena. 

El resto, 57.52 por ciento, tiene que esperar a que se le dicte sentencia (para lo cual, en teoría, no deben de pasar más de dos años) y entre este porcentaje están los que reciben como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa, es decir, son llevados a la cárcel mientras se resuelve su proceso. 

Este panorama, en medio de una sobrepoblación de 35.8 por ciento, ya que en los penales de Puebla la capacidad es de 6 mil 667, pero hay 8 mil 646 reos, mientras que en el país el sobrecupo es de 137.64 por ciento. 

Además, en el país, 40 por ciento de las personas privadas de su libertad está en espera de una sentencia, cifra por debajo de la estatal. 

¿Por qué la polémica?

El pasado jueves, después de tres días de discusión en el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se aplazó el debate sobre si la prisión preventiva oficiosa en el país es violatoria o no de los derechos humanos.

Dicha medida establece que, cuando se trata de uno de los 16 delitos graves (homicidios, feminicidios y secuestros), un detenido no tiene la posibilidad de que pase su proceso en libertad, pues mientras se comprueba si cometió o no un delito, es enviado a un penal mientras se resuelve su situación.

También, puede aplicarse cuando el delito no es grave, pero el señalado ya estuvo antes en la cárcel o no comprobó arraigo domiciliario y hay riesgo de que se dé a la fuga. 

Lo anterior ha abierto la discusión, ya que si bien organizaciones como la ONU han señalado que eliminar la prisión preventiva oficiosa abre la puerta a la tortura y va contra el principio de presunción de inocencia, gobernadores, incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador, han señalado que la figura debe de prevalecer.

Este jueves, el gobernador Miguel Barbosa Huerta indicó que si se elimina la prisión preventiva oficiosa, criminales como “El Grillo” quedarán libres, por lo que han pedido que el debate se concentre no en que se elimine la medida, sino en que los jueces la apliquen en casos “excepcionales”, sólo cuando es necesaria. 

Otros datos en Puebla

De los 8 mil 646 reos en Puebla, la mayoría tiene entre 30 y 34 años concentrando el 16.7 por ciento, seguido de los de 35 a 39 años con 16.3 por ciento.

Luego están los de 25 a 29 años con 15 por ciento, de 40 a 44 años con 13 por ciento, de 45 a 49 años con 10.3 por ciento, de 18 a 24 años con 10 por ciento, de 50 a 54 años con 7.4 por ciento, de 60 y más con 5.7 por ciento y los de 55 a 59 años con 4.5 por ciento. 

Además, el nivel de escolaridad más alto es de secundaria, ya que 30 por ciento la cursó completa, mientras que sólo dos tienen doctorado.

Respecto a la libertad vigilada, 728 tienen el beneficio, de los cuales 114 tienen la del tipo anticipada, mientras que 668, con sustitutivos de pena, pues,  a su vez, 357 tienen condena condicional, cuatro están en tratamiento en semilibertad, 43 en tratamiento en en libertad y 150 hacen jornadas de trabajo a favor de la comunidad.

LA VILLA
Diana

Diana Juárez Martínez

Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Se inició en periodismo en 2013 en Ángulo 7, donde trabajó 9 años y llevó la coordinación de información.