La Ley de Voluntad Anticipada fue propuesta el 15 de julio al Congreso de Puebla por diputados del PT y busca que enfermos terminales reciban tratamientos paliativos para no extender su agonía. No se trata de eutanasia.

La propusieron los diputados José Miguel Octaviano Huerta Rodríguez, Nora Merino Escamilla, Mónica Silva Ruiz, Antonio López Ruiz y Mariano Hernández Reyes, por conducto del diputado José Miguel Octaviano Huerta Rodríguez.

Su objetivo es que las personas en situación terminal reciban cuidados paliativos que no prolonguen la agonía en el proceso de su muerte.

La ley, de 43 artículos,  propone que las personas enfermas terminales expresen su “decisión de ser sometida o no a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida”.

Dicho deseo se avalará ante notario público en el documento de Voluntad Anticipada, donde incluso se manifestará si desea o no donar sus órganos.

“El enfermo en situación terminal tiene derecho a la suspensión voluntaria del tratamiento curativo y como consecuencia al inicio de tratamiento estrictamente paliativo”, dice el artículo 8.

Esto significa que el personal de la salud podría dejar de suministrar medicamentos para contrarrestar la enfermedad debido a que ya no hay posibilidades reales de cura.

En cambio, podría conceder medicamentos para sólo tratar los síntomas físicos y el dolor, para dejar que su padecimiento evolucione naturalmente.

“Los familiares del enfermo en situación terminal tienen la obligación de respetar la decisión que de manera voluntaria tome el enfermo en los términos de esta ley”, señala el artículo 14.

Asimismo, los familiares del enfermo podrían suscribir la Voluntad Anticipada si éste se encuentra impedido para manifestar por sí mismo su voluntad.

Si la persona en fase terminal no puede acudir a un notario público, podría expedir el documento ante el personal de salud correspondiente y dos testigos.

Si la persona no puede firmar el documento, podría suscribir “ante dos testigos, y uno de ellos firmará a ruego del solicitante, quien imprimirá su huella digital”, explica el artículo 30.

No se trata de eutanasia

Cabe señalar que el artículo 40 de la ley propuesta aclara que quedará prohibido que el personal de salud suministre medicamentos o tratamientos que lleven a la muerte al enfermo terminal.

Tampoco podrá aplicarse la Voluntad Anticipada si la persona no se encuentra en situación terminal, pues para ello el personal de salud deberá acreditar con un diagnóstico que se encuentra en tal condición.

Secretaría de Salud fomentaría la Voluntad Anticipada

En la iniciativa de Ley de Voluntad Anticipada propuesta también se plantean algunas reformas a Ley Estatal de Salud para que promueva e impulse programas y campañas de información sobre la Voluntad Anticipada.

También se garantizaría que la prestación de cuidados paliativos que colaboren a la calidad de vida del paciente, a través de la prevención, tratamiento y control del dolor, así como la atención psicológica, social y espiritual.

También se tendrían que incluir los cuidados paliativos como parte de las actividades de atención médica dentro del artículo 33 de dicha ley.

De aprobarse, entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Puebla (POE).

Además, el gobierno estatal tendría 90 días para hacer los convenios con el Colegio de Notarios para que emitir el documento tenga un costo accesible.

En ese mismo lapso, el gobierno estatal deberá expedir el Reglamento y los Lineamientos necesarios para aplicar la Voluntad Anticipada.

También, la Secretaría de Salud deberá capacitar a su personal para brindar los tratamientos paliativos necesarios.

Aclaraciones:

  • La Voluntad Anticipada puede ser revocada en cualquier momento.
  • Ninguna persona o personal de salud que ponga en práctica la Voluntad Anticipada estará sujeta a una responsabilidad civil, penal o administrativa

La voluntad anticipada ya está garantizada en 16 entidades como Ciudad de México, Oaxaca, Veracruz, Tlaxcala, Guerrero, Hidalgo, Michoacán y San Luis Potosí.

Retos de la aprobación de la Ley de  Voluntad Anticipada

Cabe señalar que este 26 de julio el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina indicó que la aprobación de esta iniciativa podría ser a parlamento abierto.

No obstante, escuchar la postura de la ciudadanía en un parlamento abierto podría realizarse a consideración de los diputados.

Declaró que es un tema sensible y que posiblemente requiera un consenso con la ayuda de especialistas en el tema.

No obstante, la bancada del PAN se pronunció en contra de esta iniciativa a través de la diputada Mónica Rodríguez Della Vecchia.

El pasado 24 de julio la diputada indicó que la Voluntad Anticipada tiene aproximaciones con la eutanasia, por lo que se dijo en contra de la iniciativa.

En tanto, este 22 de julio, el diputado Néstor Camarillo Medina expresó su respaldo a la iniciativa.

Declaró que es una oportunidad para que Puebla sea una entidad de vanguardia en cuanto a la muerte digna.

Explicó que la entidad ya está lista para abrir el debate sobre la Voluntad Anticipada

Paola Macuitl Gallardo

Estudiante de Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Reportera desde 2019, ha cubierto la fuente de cultura y gobierno en Info Quórum y Ángulo 7.