Viridiana Lozano Ortiz

Viridiana Lozano Ortiz

Licenciada en Comunicación, maestra en Letras Iberoamericanas y en Escritura. Periodista desde 2009. Fundadora y directora de Periódico Central hasta junio de 2022. Fundadora de Ambas Manos.

Las mentadas prácticas notariales y los morenovallistas perseguidos

En agosto del 2020, casi inmediatamente después de que el gobernador Miguel Barbosa tomó posesión de su cargo, emprendió un proceso administrativo en contra de 29 morenovallistas por haberse hecho de una notaría de “forma irregular”. Jurídicamente el exgobernador tenía un argumento sólido, las mentadas prácticas notariales que se encuentran dentro de los requisitos para ser notarios y que hoy proponen eliminar como requisito único.

Barbosa acusó entonces que las notarías habían sido entregadas a morenovallistas a través de “prestanombres”. En el listado aparecía Roberto Moya, Mercedes Aguilar, Mario Rincón y hasta el actual gobernador Sergio Salomón Céspedes.

No nos vamos a engañar, sexenio tras sexenio las notarías se han entregado a los políticos más cercanos de la burbuja en el poder.

Siempre ha sido así. Y así fue al final de la administración morenovallista.

Al verse perseguidos, el propio exgobernador informó que habían quedado eximidos 18 morenovallistas porque voluntariamente accedieron a regresar las notarías.

Sí, hubo quienes pelearon y ganaron, acusaron que para nada se trataban de prestanombres y que la Notaría la habían logrado conforme a derecho.

Pero regresemos al argumento que en ese entonces se usó para ir declarando una a una la nulidad en la entrega de etas llamadas “minas de oro”.

El artículo 55, fracción VI de la Ley del Notariado señala como uno de los requisitos para llegar a este cargo es:

Comprobar que durante seis meses ha realizado prácticas notariales ininterrumpidas”…

La verdad es que todos consiguieron sus hojas de prácticas con notarios amigos. Nadie de ese nivel iba a estar seis meses en “prácticas”, muchos de ellos grandes abogados o servidores públicos de gran calado.

Por eso, la semana pasada el gobernador Sergio Salomón Céspedes envió al Congreso de Puebla una reforma en ese sentido.

El mandatario propone modificar este artículo para añadir como opción: “o bien acreditar suficiente experiencia para desarrollar el servicio profesional notarial”.

Asunto arreglado.

Lo más seguro es que en los próximos días esta reforma, que lastimó a muchos morenovallistas sea aprobada en el Poder Legislativo.

BANNER RUMBO
Viridiana Lozano Ortiz

Viridiana Lozano Ortiz

Licenciada en Comunicación, maestra en Letras Iberoamericanas y en Escritura. Periodista desde 2009. Fundadora y directora de Periódico Central hasta junio de 2022. Fundadora de Ambas Manos.