Una mujer de 73 años con cáncer terminal y un exmilitar de 54 años, son Pilar y su hijo Ángel, quienes se suicidaron la noche del 31 de agosto.

Lo hicieron al interior de su domicilio ubicado en la colonia Valle del Sol, en la ciudad de Puebla.

Ángel padecía esquizofrenia desde hace años. Trabajó en el Ejército Mexicano y siempre mencionó que cuando su mamá muriera él terminaría con su vida. Y así lo hizo.

El cuerpo de Ángel fue encontrado de rodillas, junto a la cama donde yacía su madre; ambos tenían impactos de bala.

A la señora Pilar le diagnosticaron cáncer en etapa terminal. La mañana de ese mismo miércoles le dieron su alta porque ingresó al hospital un día antes.

Por la noche, una de sus hijas salió para realizar algunas compras y fue en ese momento cuando Ángel tomó un arma de fuego. Le disparó en tres ocasiones a su mamá y luego se mató.

Su familia refirió a las autoridades que el pasado domingo se reunieron y convivieron de forma normal. Cuando ambos se despidieron notaron un comportamiento extraño.

 Por ello, se cree que ambos ya habían pactado su muerte.

Horas antes de terminar con la vida de su madre y la suya, Ángel compartió en sus redes una imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Un día antes una de San Miguel Arcángel que decía: “Con tu espada azul, corta y libera toda energía que me impide progresar en mi vida”.

Los cuerpos de emergencia se movilizaron a la calle Josefa Ortiz de Domínguez esquina con Hombres Ilustres luego de que vecinos reportaron al 911 detonaciones de arma de fuego.

Cuando ingresaron al domicilio confirmaron que había un hombre y una mujer con impactos de bala y ya nada se podía hacer por ellos.

Personal de la Fiscalía General del Estado se encargó de las diligencias correspondientes para Pilar y su hijo Ángel.

maleta estrella roja
Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.