El hombre que fue asesinado en Chachapa, en los límites de Puebla y Amozoc la madrugada del domingo, ya fue identificado. Se trata de Christian Enrique E. R., de 44 años de edad, quien estuvo bebiendo en su casa y salió por más alcohol, pero ya no regresó.

Su esposa refirió a las autoridades que vivía en la colonia Santa Margarita y ella misma se encargó de buscarlo durante la madrugada, pues pasaban las horas y no regresaba de la tienda.

La mujer explicó a los agentes investigadores que Christian Enrique estuvo bebiendo desde el sábado por la noche en su vivienda. Sin embargo, por la madrugada se le terminó el alcohol y por ello decidió salir para ir a comprar más.

El hombre tomó las llaves de su automóvil marca Ford, tipo Focus, de color rojo y lo abordó para ir a una tienda de conveniencia.

No obstante, pasaron las horas y no regresaba por lo que, preocupada, su esposa le llamó a su teléfono celular. Christian Enrique contestó y le dijo que se había quedado dormido por eso no había regresado, pero que ya iba en camino.

Hombre asesinado en Chachapa salió por más alcohol; su esposa e hija lo encontraron muerto

Pero volvieron a pasar los minutos y las horas y nuevamente no llegaba. Por ello, cuando el reloj ya marcaba las 5 de la madrugada, acompañada de su hija, salió en una motocicleta a buscar a su esposo.

Fue entonces cuando lo encontró tirado sobre la Avenida Nacional entre Residencial Bosques de Cuauhyocan y Prolongación del Pozo Viejo, en San Salvador Chachapa, junta auxiliar de Amozoc de Mota.

El hombre que fue asesinado en Chachapa, en los límites de Puebla y Amozoc la madrugada del domingo, ya fue identificado. Se trata de Christian Enrique E. R., de 44 años de edad, quien estuvo bebiendo en su casa y salió por más alcohol, pero ya no regresó.
Hombre asesinado en Chachapa; salió a comprar alcohol. credit: Especial

Las mujeres lo reconocieron por su vestimenta, pero vieron que tenía huellas de violencia y aparentemente ya estaba muerto, por lo que de inmediato llamaron al número de emergencias 9-1-1.

Cuando llegaron los policías municipales y paramédicos de Amozoc confirmaron que no contaba con signos vitales y tenía dos heridas de bala en el pecho y otra herida en la cabeza, provocada con objeto contundente.

El lugar fue acordonado por los uniformados y más tarde se presentaron peritos en criminalística y agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado. Específicamente de la Coordinación General Especializada en la Investigación de Homicidios Dolosos, quienes se encargaron de las diligencias del levantamiento de cadáver.

En el lugar se encontraron un cartucho percutido y vidrios rotos, aparentemente de uno de los cristales del carro de la víctima. Sin embargo, el automóvil no aparece.

Aún se desconoce si el móvil del crimen pudo ser el robo del vehículo, una riña u otra línea, por lo que las indagatorias se llevaban a cabo dentro de la carpeta de investigación número FGEP/CDI/CGEIHD/HOMICIDIOS-I/000399/2024.

BANNER RUMBO