Falleció Amparo Serrano, la empresaria conocida por haber creado la marca Distroller.

La también artista a la que apodaron “Amparín” murió este viernes 12 de agosto a los 57 años. Se formó como diseñadora gráfica en la Universidad Anáhuac.

De acuerdo con medios nacionales, Serrano se encontraba hospitalizada de gravedad tras sufrir un accidente doméstico en su hogar de la Ciudad de México.

Su hija, Camila West compartió la noticia a través de sus redes sociales y lamentó la pérdida de su madre. También pidió a sus seguidores realizar una oración en su honor.

El post incluye fotografías y momentos que la diseñadora pasó junto a su familia y nietos, así como la última vez que lograron sostener su mano.

“Creadora de mi ser, del de mi hermana, de Distroller, fanática de hacer sentir bien a la gente, apoyadora a todo México y medio mundo en todos los sentidos, mamá, hija, abuela, hermana, amiga, como te pudiste ir así tenías tanto por delante, no entiendo el protocolo de esta vida y menos sin ti”

“Eras mi guía mi succionadora de problemas, mi mejor amiga, mi ídolo, mi mundo entero en una persona, mi mamá querida, no tengo palabras ni fuerzas para escribir lo mucho que te voy a extrañar, no solo yo todos tus seres queridos pero estoy segura de que ahorita estás bailando con abuelo a más no poder”

“No voy a recuperarme de esto jamás, te suplico que me des señales de vida desde otra dimensión y te escribo todo esto por aquí para unir fuerzas y que la señal de que estas a mi lado sea cierta. Te amo y nunca te voy a dejar de amar” refirió la joven en su post de Instagram.

Su otra hija, la productora Minnie West hizo referencia a la icónica frase de la marca y escribió: “Virgencita plisss cuídala mucho”.

Amparo Serrano y Distroller

El nombre de la marca nació cuando Amparo Serrano creó el personaje del Dr. Chui, quien alivia todo tipo de males del alma con una línea de chamoys “medicinales”.

Los productos eran tan ácidos que “destruían” la flora intestinal, de ahí el juego de palabras para instituir el nombre de la marca.

Su trabajo abarcó la creación de diferentes personajes que se han convertido en parte de la cultura popular mexicana.

Entre ellos su creativa reinterpretación de la ‘Virgencita Plis’, ‘Ksimeritos’, ‘Neonatos’, ‘Chamoy’ y ‘Amiguis’, entre muchos otros.

Sus simpáticos productos y frases “cool” fueron bien recibidos por las niñas y adolescentes mexicanas y se hicieron muy populares desde 2004.

A la venta se lanzaron muñecas, pulseras, artículos escolares, mochilas, ropa, bolsas y otros accesorios.

Distroller tuvo reconocimiento a nivel nacional e internacional. Actualmente la marca tiene presencia en nueve países: Estados Unidos, España, Colombia, Perú, Chile, Panamá, Costa Rica, Ecuador y Argentina.

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.