Un ciudadano español relató en redes sociales cómo fue que se contagió de la viruela del mono tras tocar un objeto contaminado. 

Tras la rápida propagación que se ha expandido por África y Europa, el joven compartió en Twitter su desafortunada experiencia. A pesar de los cuidados y las precauciones que tomó para no ser parte de la estadística, logró contagiarse de la manera menos inesperada. 

“Ayer me diagnosticaron viruela del mono. No, no he participado en ninguna fiesta sexual como dice la OMS, ni me he hecho un tatuaje… Vais a flipar cuando sepáis cómo lo he pillado” escribió. 

A inicios de julio, decidió buscar una nueva forma de entretenimiento y de transporte, debido a las altas temperaturas que se han registrado en España. Por lo que se arregló con un hombre para comprar un patín eléctrico, quien lo dejó usarlo por la calle para comprobar su buen estado. 

Una semana después, el usuario @mei_rito comenzó a presentar fiebre, principal síntoma de coronavirus, así que acudió a un centro de salud para realizarse pruebas. Pero quedó sorprendido tras darse cuenta que todas salieron negativas. 

Sin mejorar su estado de salud, regresó al trabajo y se percató que el scooter presentaba fallas, por lo que contactó al vendedor. Fue entonces que el chico anunció el diagnóstico de su estado de salud: dio positivo a viruela símica. 

Ese mismo día acudió al hospital donde firmaron de inmediato que había adquirido el virus por contacto sexual. Sin percatarse que todo fue a causa del patín contaminado. 

“Ese mismo día voy a Urgencias y me hacen pruebas.  Positivo en viruela del mono. El contagio más probable según me dicen, dado que mi vida sexual no ha sufrido variaciones, es que el virus acabará en mis mucosas tras impregnarse de él en las empuñaduras del patinete” explicó. 

Aun sin creer que todo se debió al contacto indirecto con una persona contagiada con la viruela del mono, @mei_rito lanzó una recomendación a sus seguidores. A pesar de los tabúes que existen al respecto, recalcó que no se trata de una enfermedad de “gays” como han dado a entender algunas instituciones.

“Os recomiendo precaución, no se trata de una enfermedad de gays como dice la OMS, lo pillas comprando un artículo de wallapop. Y reciclad esos geles desinfectantes tan populares, pueden ser clave para vuestra salud” finalizó el chico. 

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.