¡Ayuda a salvar vidas! Te compartimos algunos mitos y realidades sobre el proceso de donación de sangre para que te animes a hacerlo.

Este 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donante de Sangre, una fecha establecida para crear conciencia sobre este procedimiento.

La campaña tiene como objetivo reconocer la labor de los donantes voluntarios de sangre. Todos ellos han contribuido a mejorar la salud y el bienestar de millones de personas en todo el mundo.

Además, se busca dar a conocer los logros y desafíos de los programas nacionales de sangre y transmitir las mejores prácticas y las enseñanzas obtenidas.

Por otro lado, visibilizar la necesidad de que haya donaciones de sangre periódicas y no remuneradas para lograr el acceso universal a transfusiones de sangre seguras.

Además de promover una cultura que fomente la donación periódica de sangre en la juventud y el público en general. De esta manera, también se mejora la diversidad y sostenibilidad del grupo de donantes de sangre.

Aquí algunos mitos y realidades sobre la donación de sangre:

Mito: La sangre sólo se utiliza cuando existe un desastre natural o guerra.


Realidad: La sangre se utiliza todos los días en los hospitales para tratar distintas enfermedades como la anemia y el cáncer, por mencionar algunas.

Mito: Si tengo tatuajes o perforaciones no puedo donar sangre.


Realidad: Toda persona con tatuajes o perforaciones en el cuerpo puede donar sangre después de un año de habérselos hecho. A partir del año y con los estudios que se le hace a la sangre donada se puede detectar cualquier restricción que pueda tener el donante a raíz de algún tatuaje o perforación.

Mito: Para donar se tiene que estar en ayunas.


Realidad: El ayuno recomendado antes de donar es de cuatro horas y sólo de comidas grasosas; es el tiempo que transcurre normalmente entre comidas. Es recomendable ingerir alimentos y bebidas ligeras, como fruta, café o jugo, antes de realizar la donación.

Mito: Puedo contagiarme de alguna enfermedad cuando realice mi donación.


Realidad: Esto es totalmente falso. Para la realización del proceso, todos los insumos y equipo son nuevos y están esterilizados. Los insumos se utilizan solamente esta vez. El personal es experto y está capacitado.

Mito: No dono porque me dan pena las preguntas que me hacen.


Realidad: Es cierto que se realiza un cuestionario antes de la donación. Este cuestionario es obligatorio porque sirve para determinar la calidad de la sangre.

Sin embargo en la entrevista únicamente están presentes el donador y el médico y se realizan con código ético y de privacidad. La información es confidencial.

Mito: Donar sangre engorda.


Realidad: Comer comidas grasosas y no realizar ejercicio son las causas de la obesidad. Es totalmente falso que donar sangre repercuta en el aumento o disminución del peso.

Publicación de X: Secretaría de Salud reconoce a los donadores de sangre.
BANNER RUMBO