El gobernador, Sergio Salomón Céspedes encabezó una ceremonia de homenaje con motivo del quinto aniversario luctuoso de los exgobernadores Martha Erika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle Rosas.


Esta es la primera vez, en cinco años desde que los exgobernadores fallecieran, que se rinde homenaje después de su muerte en un recinto oficial. 

El gobernador Sergio Salomón junto con su esposa Gaby Bonilla en el homenaje luctuoso para Martha Erika y Moreno Valle. credit: Especial

El gobernado reconoció a los exmandatarios panistas por trabajar incansablemente por Puebla, impulsando el desarrollo económico, de servicios e infraestructura. 

En Casa Aguayo y en compañía de la presidenta honoraria del SEDIF, Gaby Bonilla, el mandatario señaló que, como comunidad e independientemente de los colores partidistas, es un deber recordar y valorar sus contribuciones.

Sergio Salomón Céspedes encabezó una ceremonia de homenaje con motivo del quinto aniversario luctuoso de los exgobernadores Martha Erika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle Rosas. credit: Esoecial

Pues más allá de filias y fobias, ambos se distinguieron por el amor que le tenían a Puebla.

Por su parte, el secretario de la Función Pública, Juan Carlos Moreno Valle Abdala expuso que esta ceremonia luctuosa simboliza la reconciliación de distintas identidades políticas y la unión de todas y todos los poblanos.

En la ceremonia estuvo presente Mercedes Aguilar, quien hoy es funcionaria estatal y que muchos años fue particular de Moreno Valle. 

Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle fallecieron el 24 de diciembre de 2018 en un accidente en helicóptero.

Martha Erika tenía 10 días de recibir su ratificación por el tribunal federal como gobernadora de Puebla. Moreno Valle había sido gobernador y en el momento de su muerte era senador. 

BANNER RUMBO