Corrupción, ineficiencia, falta de recursos, estudios y la pandemia, provocaron que hasta cinco años después se lleve a cabo la reconstrucción del Hospital San Alejandro. Pues será en octubre de este 2022 cuando comiencen las obras, así lo prometió el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto.

El formalmente denominado Hospital General de Zona 36 cerró sus puertas, tras el sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017, que dejó daños graves en su estructura, impidió que siguiera operando e hizo que toda la población de derechohabientes fuera trasladada al Hospital de La Margarita.

La ausencia del nosocomio que era considerado el más grande de América Latina ha sido notoria para la unidad general de zona 20, que ha enfrentado diversas desgracias, como saturación de pacientes, falta de camas, la caída de los elevadores, daños en la tubería, entre otras.

AMBAS MANOS preparó una cronología, sobre lo que ha pasado en cinco años con el Hospital San Alejandro:

21 de septiembre de 2017

Dos días después del sismo que sacudió a Puebla, el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto visitó la comunidad de San Juan Pilcaya, ubicada en el municipio de Chiautla de Tapia, sitio donde fue epicentro del movimiento telúrico.

El exmandatario federal, anunció que el Hospital de San Alejandro se iba a reconstruir, pues sufrió daños severos a causa del temblor y se tuvieron que evacuar a 450 pacientes. Además, dijo que se edificarían dos nosocomios más.

28 de septiembre de 2017

El gobierno de México publicó una Declaratoria de Desastre Natural donde incluyó 112 municipios de Puebla y lanzó el “Programa de Emergencia para la Sustitución del Hospital General Regional con Unidad Médica de Atención Ambulatoria No. 36”.

El cual, tenía como objetivo sustituir San Alejandro bajo una inversión mayor a los 2 mil 996 millones de pesos.

6 de diciembre de 2017

El IMSS concretó la compraventa de un terreno de 62 mil metros, donde un grupo de empresarios iniciaron la construcción de un nosocomio privado que denominaron Centro Internacional de Medicina (CIMA), ubicado en la reserva territorial Atlixcáyotl, mismo que inició 20 años antes y nunca se concretó.

El predio estaba valuado en 710 millones de pesos, de los que 89 millones correspondían al avance de las obras de los empresarios; sin embargo, el IMSS erogó solo 427.6 millones de pesos.

13 de abril de 2018

El IMSS lanzó una licitación internacional para sustituir San Alejandro en el CIMA, proyecto que se debía ejecutar en un plazo de 670 días naturales, a partir del 27 de junio de 2018 y terminando el 26 de abril de 2020.

La firma que ganara el contrato debía realizar la revisión de la construcción que realizaron los empresarios privados, estudios de mecánica de suelo y topográficos, exámenes de permeabilidad y geofísicos, obra civil, entre otras labores.

El costo final que estipularon para la obra en dicho año fue de mil 911 millones 501 mil pesos y estaría a cargo de un consorcio conformado por tres empresas filiales de Sacyr y Somague Engenharia que habían determinado iniciar los trabajos el 11 de julio del 2018.

4 de julio de 2018

La empresa Ingeniería y Control de Proyectos interpuso una queja de inconformidad por la entrega de la licitación a las empresas filiales.

28 de febrero de 2019

La queja antes presentada provocó que el Órgano Interno de Control del IMSS suspendiera los trabajos para edificar el hospital el día 15 del mismo mes y se declarará la nulidad del fallo.

4 de marzo de 2019

El juzgado Noveno de Distrito en Materia Administrativa concedió a Sacyr una suspensión provisional para dejar sin efecto el contrato que obtuvo la empresa para llevar a cabo el proyecto de San Alejandro, ante ello, la firma promovió un amparo en su defensa.

12 de junio de 2019

El exdelegado estatal del IMSS en Puebla, Jesús González Izquierdo reveló que el CIMA era inservible para la construcción del nuevo San Alejando, debido a que tenía daños estructurales.

Por lo cual, el nuevo proyecto que habían planteado y que fue aprobado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) fue edificar tres nosocomios, uno en Amozoc, uno en San Andrés Cholula y otro en la capital de Puebla, que tendrían los primeros dos 260 camas cada uno y el tercero 180.

1 de noviembre de 2019

El 1 de noviembre de 2019, el IMSS informó que ejercería más de 13 mil millones de pesos en infraestructura a nivel nacional. Para Puebla había un plan de cuatro ejes: el primero era construir el Hospital de San Alejandro para adecuarlo con 180 camas y para ello, se tenían que demoler los edificios dañados por el sismo de 2017.

El segundo eje era ampliar el Hospital General La Margarita para pasar de 178 a 278 camas, también se construiría un nosocomio de gineco-obstetricia en la reserva territorial que se encuentra a un costado de esta unidad hospitalaria. Mientras que el tercero y cuarto, se basaban en la construcción de los regionales de Amozoc y Cholula.

Mayo de 2020

Aunque no se estipuló de manera formal la fecha de mayo de 2020, el titular del IMSS, Zoé Robledo Aburto había prometido que en dicho mes iniciaría la demolición del Hospital de San Alejandro.

También, adelantó que sería la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la que estaría a cargo de las obras.

Agosto de 2021

Fue cuatro años después del sismo, que las labores en San Alejandro dieron inicio con el desmantelamiento del hospital, cuyo costo fue de 5 millones 199 mil 869 pesos. Las obras se retrasaron, debido a la pandemia de coronavirus que llegó en 2020.  

15 de diciembre de 2021

Robledo Aburto reveló que la Sedena inició el proceso de demolición del nosocomio del IMSS e hizo un recorrido de supervisión por el hospital. Posteriormente, presentó el proyecto de construcción al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa.

16 de agosto de 2021

A un mes de que se cumplan cinco años del sismo, el director del IMSS informó que en octubre iniciará la construcción de San Alejandro, pues la Sedena concluyó los trabajos de demolición.

Explicó que la edificación del hospital se hará con base en el proyecto ejecutivo que elaboró la Sedena y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pese a que la delegada del instituto, Aurora Treviño García indicó el pasado 12 de agosto que no había una fecha estipulada. 

Jessica Meléndez Zenteno

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2016 en política, gobierno, educativas y municipio para diferentes medios de comunicación.