En tan solo 16 metros cuadrados, se encuentra “400 Conejos”, un negocio de Nora Nava Anaya. Ella continúa con el legado de papá al impulsar el rescate del pulque en el Centro Histórico de Puebla. 

La historia de cómo Nora y su esposo, Eliezer Carreto, iniciaron en esta aventura comenzó con su papá.

Humberto Nava incursionó en la venta de pulque en mercados en la Ciudad de México. El negocio lo heredó a su hijo del mismo nombre, quien decidió cambiar de rumbo y mudarse a Puebla, donde dicha bebida mexicana lo siguió.

En el primer cuadro de la ciudad de Puebla, su papá inicio en la venta del pulque, pero luego murió.

Sin embargo, Nora, la mayor, decidió seguir con el legado de su papá, quien ya falleció, en la 9 Oriente, bajo el nombre de “400 Conejos”

El nombre, dijo en entrevista con Ambas Manos, refiere a la diosa del pulque, Mayahuel. Ella tiene 400 hijos a quienes alimenta con el mismo número de pechos. “Cada conejo tiene una personalidad cuando se emborracha”. 

Reconoció que ahora los establecimientos que se dedican sólo al pulque ya no existen, pues también ofrecen cerveza y otro tipo de bebida alcohólica. 

Don Humberto inicio rescate del pulque en el Centro Histórico de Puebla

Sin embargo, resaltó que su papá, don Humberto, buscó que esta bebida se regulara para que se ofertara en el primer cuadro de la ciudad. 

Nosotros fuimos la primera familia poblana que regresó el pulque al Centro Histórico, ahora ya hay muchas”. 

Eso tendrá como 15 años, nadie te lo vendía acá. Sí en pueblitos, pero en lo céntrico, nadie”, expresó. 

Nora Nava afirmó que este negocio, además de incentivar el consumo de la bebida mexicana, tiene ambiente familiar. Incluso, resaltó que hay señoras que después de ir a su cita en el IMSS, “pasan a echarse su pulquito”. 

Resaltó que el pulque tiene beneficios para la salud, incluso atribuye a esta bebida fue un factor clave para librarse de contraer Covid-19. 

Por ello, hizo un llamado a que la gente acuda a probar el pulque ya que también ayudan a la economía local en este negocio que atienda con su pareja.

Y es que afirmó que sólo su familia vive de ello, sino la gente a la que le compran el pulque, el cual es traído de Tlaxcala. 

Curados de mora azul, zarzamora y cempasúchil

Si bien lo tradicional es el pulque natural, Nora Nava resaltó que se consume más el curado, sobre todo las mujeres. 

Con una variedad de 40 sabores, algo que caracteriza a “400 conejos” es que ofrece sabores que en otros locales no: mora azul, conocido como “curado de pitufo”, y de zarzamora. 

Con la época de Día de Muertos, no puede faltar el curado de cempasúchil, que la misma Nora prepara y adorna. Este estará disponible hasta el 27 de octubre. 

También, invitó a consumir otros productos como mezcal como con CBD, sal de gusano y alacranes.

BANNER RUMBO
Diana

Diana Juárez Martínez

Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Se inició en periodismo en 2013 en Ángulo 7, donde trabajó 9 años y llevó la coordinación de información.