No hay nada más lindo que disfrutar de una vista panorámica junto a tu amorcito, por eso te compartimos los miradores más románticos para pasar este 14 de febrero en Puebla.  

En Ambas Manos nos invadió el amor y queremos compartir unas ideas para que celebres en pareja, con amigos o junto a la persona que más quieres.  

Visitar uno los miradores en la capital poblana o al interior del estado es un plan diferente que seguro te dejará lindos recuerdos para siempre.  

Aquí podrás planear la cena de tus sueños, tomar fotografías increíbles y, si ya andas muy decidido o decidida, hasta proponer matrimonio.  

Así que ve pensando el detalle que deseas tener con tu pareja, ya sea en la ciudad o en un ambiente natural. Bajo la luz de las velas o de la luna y vive una experiencia inolvidable en los miradores más románticos de Puebla. 

Mirador de cristal en Zacatlán  

¿Quieres vivir una experiencia llena de adrenalina y romántica al mismo tiempo? Entonces lánzate al mirador de cristal con vista a la barranca de los Jilgueros en el Pueblo Mágico.  

El corredor mide casi un kilómetro de distancia y se encuentra suspendido a varios metros de altura. Desde aquí, podrás tocar las nubes y tomar fotografías del paisaje de la Sierra Norte de Puebla.  

El acceso al mirador es completamente gratuito, así que lo único que necesitas es organizar el viaje, empacar y agarrar carretera.  

Hotel Royalty  

En la parte más alta de este hotel del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, se ubica una terraza desde donde se puede observar la Catedral y el zócalo trazado por los mismos ángeles. 

Desde las alturas, las parejas podrán degustar las delicias preparadas en su restaurante o tomar un cóctel por la tarde. Aunque la vista es impresionante a cualquier hora del día, especialmente al atardecer, la iluminación de la iglesia por la noche resalta la belleza de la capital poblana. Échale un vistazo al Hotel Royalty

Mirador de Xicotepec 

El paseo entre las nubes se puede vivir en el mirador de la Cruz Celestial, ubicado en la cima del cerro del Cojolico. 

La estructura de más de 100 toneladas de peso y 15 metros de largo es una manera original y divertida de admirar la belleza natural de Xicotepec. 

Llegar a la cima del cerro representa todo un reto, debido a que se debe cruzar un sendero empedrado de más de un kilómetro de longitud. 

Si tienes suerte, después de subir cerca de 750 escalones podrás caminar entre los bancos de nubes de la Sierra Norte. 

Museo Amparo  

¿Quieres ver de cerca las calles de Puebla de los Ángeles? Sube a la terraza del Museo Amparo y déjate sorprender con la vista a las cúpulas del primer cuadro de la ciudad. 

La terraza ya es bien conocida por las y los poblanos y es escenario de increíbles fotografías. Su colorido concepto contrasta con las azoteas del centro y, desde aquí, los atardeceres parecen mágicos.  

Además, gracias a su cafetería podrás degustar diferentes bebidas y hasta un refrigerio y sentarte a comer plácidamente mientras disfrutas el paisaje citadino. 

Otras tres opciones de miradores más románticos en Puebla

Casa Azulai  

Este hotel ubicado a media calle del bulevar 5 de mayo tiene lo que buscas, una panorámica de San Francisco y los barrios antiguos de Puebla.  

En Casa Azulai, la comida, el hospedaje y el servicio son garantía. Además de su bella fachada e interiores de azulejo, el rooftop es la oportunidad perfecta para conocer los primeros trazos de la ciudad.  

Desde aquí, podrás ver los detalles del Barrio de la Luz y El Alto, donde se fundó la Puebla de Antaño. ¡Visítala! 

Mirador de Atlixco 

El recién inaugurado mirador de Atlixco es una belleza, desde aquí, se puede admirar todo el Pueblo Mágico. Pero también los Valles Centrales y hasta el Popocatépetl, con su imponente figura.  

Desde aquí, puedes pedirle a alguien ser más que amigos. O si ya va muy en serio la cosa, proponerle matrimonio a tu pareja en un lugar único. Lo mejor de todo es que se encuentra a menos de una hora de la capital poblana. 

Eso sí, ve bien preparado o preparada, porque hay que subir el cerro y la caminata está pesadita.  

La Cúpula  

El restaurante de altura es uno de los más bonitos y románticos de la zona centro. Como su nombre lo dice, este espacio tiene forma de cúpula, inspirado en las decenas de iglesias que le redondean.  

Sin embargo, la estructura está hecha de cristal, un toque que lo hace único y muy especial. Este es uno de los edificios más altos del centro y desde aquí, tendrás acceso a una vista de 360 grados de la ciudad. 

Si quieres verte super romantic@ o tener un detalle lindo con tu pareja, puedes reservar una mesa decorada con velas y pétalos de rosa, mientras disfrutas de una deliciosa cena en medio de una Puebla iluminada.  

BonoBus BUAP
Carmen González

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.