Pepe Hanan

Pepe Hanan

Exceso de confianza

El equipo de la franja llega a la serie final del torneo con algunas situaciones favorables y otras no tanto.

Me explico. Es que, en el medio, el esfuerzo realizado por el equipo camotero para llegar de los últimos lugares de la tabla al número seis y calificar directo, parece no ser motivo suficiente para ser tomado en serio.

Mire usted, la gente de Tigres durante las últimas dos semanas se la ha pasado hablando de un posible bicampeonato, dando por hecho que el enfrentamiento en cuartos de final frente al equipo camotero es un mero trámite.

Ese tipo de situaciones generalmente se transforman en derrotas dolorosas y sorpresivas.

Sin embargo, tampoco se debe olvidar que los Tigres son los actuales campeones del fútbol mexicano y que cuentan con uno de los planteles más ricos de nuestro país.

En contra de la franja juega la situación de que le pararon el torneo cuando había alcanzado su mejor nivel futbolístico y eso puede ser un ‘handicap’ en contra del equipo de Carbajal y Noriega.

El fútbol como muchos deportes en el mundo, algunas veces no gana quien o quienes tienen mejor equipo sino quien es el más capaz de llegar en su mejor momento a fases definitivas.

Si la franja logra pasar del parón de casi 17 días sin perder ritmo, aún y cuando no disputó partidos oficiales o por llamarlos de otra manera serios, tendrá buenas posibilidades de darles una buena sorpresa a los ‘confiados’ Tigres.

Ojalá el hecho de que el equipo de Mazatlán quedó eliminado en el ‘play in’, las baterías del verdadero dueño que no es otro que Televisión Azteca, logre motivar a los jugadores con buenos incentivos para que el rendimiento sea aún mejor.

Afortunadamente y después de mucho tiempo, los verdaderos dueños trajeron como director general de la institución a un profesional como Gabriel Saucedo que sabe lo que que hace y que seguramente por la experiencia con la que cuenta, pondrá lo que sea necesario para que la franja avance en el torneo.

Que las campañas de Puebla y la bendición con la que cuenta el equipo sean suficientes para que la dolida y lastimada afición poblana pueda tener una gran satisfacción.

Todo parece indicar que el partido de ida podría jugarse el miércoles a las 7 p.m. en el Estadio Cuauhtémoc para que el regreso sea el sábado 2 de diciembre quizás a la misma hora en el volcán de Monterrey.

Parafraseando al gran e inolvidable Don Nemesio Diez, digamos y deseemos que el ‘balón ruede a favor de la franja’.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Suerte franja.

Hasta la próxima.

TwitterX @pepehanan

Instagram @pepehanan

Tiktok: @pepehanan1

LA VILLA