Demóstenes

Demóstenes

Nací en un barrio greco-poblano cerca del olimpo, donde se toman las decisiones que sí importan. Cuento con estudios en artes oscuras así como con un doctorado en el fino arte del chisme político por la Universidad de las Carmelitas Descalzas.

El Juez de Alí Babá

Hablando de muertos, me he enterado de la muerte civil, de la expulsión del olimpo o como lo refiere este personaje en un eufemismo clásico de los pusilánimes “el fin de un ciclo”. Hablo del juez impuesto en su momento por quién es y fue el equivalente a Alí Babá y siguiendo esa comparación el que sería el Alí Babá del Olimpo de casa Puebla, (y aunque solo estuvo una pequeña temporada) obtuvo jugosas ganancias.

Así como deleitaba con su voz a las mujeres de edad madura, pareciera que iba cobrando regalías por su presencia; que les digo: “no hay pillo que no sea simpático”; pues este pillo grillito cantor,  alias “Alí Babá” resulta que no estaba sólo, lo acompañaban sus 40 ladrones si no es que un poquito más, como es tradición en sus costumbres todos o la gran mayoría con parentesco y todos felices bajo sus órdenes salieron despavoridos cuando en el Olimpo poblano tocó cambio de turno… todos menos uno, que se logró escabullir y tener vida política hasta la fecha. Tanta vida tenía que hasta ocupar la silla del Olimpo soñaba…

Este personaje, que era de los 40 ladrones de “Alí Babá”, era el máximo juez de toda la poli, (para el ignorante que no sepa eso es la referencia a todo el Estado) y querido lector ponga mucha atención que o le cuento el chisme o le explico, uno no lo puede hacer todo…  así pues, el administrador de justicia impuesto por “Alí Babá” mientras fue el Zeus cantante y pasajero, logró congraciarse con el Zeus actual e incluso traicionó a muchos de los 40 ladrones para demostrar su fidelidad a la actual y máxima autoridad del Olimpo poblano, pero lo que no sabían los 40 ladrones espadachines incansables del Alí Babá cantor (y Zeús pasajero), era que éste los entregaría sin mayor empacho, con tal de que su juez siguiera en el Olimpo y que le siguiera haciendo los favores, sobre todo aquellos que involucraban el mantener su fortuna.

Dicen que el administrador de la justicia no les contestaba las llamadas a sus demás compañeros integrantes del club de los 40 ladrones, siempre intentando parecer que le era leal al Zeus actual (note querido lector la existencia de dos Zeus, uno el “Zeus” Alí Babá y el   Zeus actual al que sí le alcanzó para seis años.

Con lo que no contaba el antiguo juez de la polis, es que, muchos informantes del actual Zeus lo evidenciaron, sobre todo de cómo seguía beneficiando a “Alí Baba”, al simpático pillo cantor, o al Zeus temporal, (como le quiera usted decir)  y el susodicho juez iba a toda máquina ayudando en lo que podía al personaje que aunque ausente seguía teniendo juego; además de los casos de corrupción que llegaron hasta el olimpo, resulta que en todos los juicios donde estaba involucrado “Alí Baba”, éste siempre salía beneficiado.

Eso sí, como ya les platiqué, si estaba involucrado alguno de los 40 ladrones, caía el peso de la justicia como dirían a raja tabla ¡sopas! Ahora este pobre ex paladín de la no justicia anda como alma en pena y de puntitas pues quien actualmente ostenta el título de Dios sobre la poli no está nadita contenta con lo que se ha enterado.

 La lección:  no se puede se puede servir a dos amos. Yo que el juez caído pondría los pies en polvorosa y saldría corriendo hacia rumbo desconocido en lugar de andar dando las explicaciones del término de “su ciclo” que nadie le cree y que nadie se las está pidiendo.

Explicación no pedida querido lector, acusación manifiesta.

maleta estrella roja
Demóstenes

Demóstenes

Nací en un barrio greco-poblano cerca del olimpo, donde se toman las decisiones que sí importan. Cuento con estudios en artes oscuras así como con un doctorado en el fino arte del chisme político por...