Viridiana Lozano Ortiz

Licenciada en Comunicación, maestra en Letras Iberoamericanas y en Escritura. Periodista desde 2009. Fundadora y directora de Periódico Central hasta junio de 2022. Fundadora de Ambas Manos

La reforma al Poder Judicial

Ante los recientes actos de corrupción por parte de algunos  jueces del Tribunal Superior de Justicia, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa ha reiterado que es necesaria una reforma al Poder Judicial.

Todo parece indicar que esa reforma será enviada al Congreso de Puebla en cuestión de días y discutida en el Periodo Ordinario de Sesiones que empezará el próximo 15 de septiembre.

No sabemos aún los detalles de la reforma y no quisiera yo especular con algo tan importante, pero sí puedo recordarles algunos puntos que, antes, ya ha adelantado el gobernador de Puebla.

Los remito al 12 de diciembre del 2019, cuando Héctor Sánchez presentó su Informe de Labores.

Ahí el gobernador dijo que estaba en contra de que los cargos de los magistrados fueran vitalicios.

“Los magistrados del Tribunal no pueden ocupar ese cargo para siempre ya que se deformaría el ejercicio del poder. Los miembros del Poder Judicial no pueden tener un cargo vitalicio y deben cumplir un solo periodo”, dijo.

Por eso al parecer este será uno de los puntos más importantes de la reforma, que los magistrados tengan un periodo finito que podría oscilar en los 15 años.

El tema es si buscarán que este periodo aplique para los magistrados actualmente en funciones.

En su rueda de prensa este martes, el gobernador también adelantó que serán modificadas las funciones del Consejo de la Judicatura Federal.

En el 2019, Baja California desapreció el Consejo de la Judicatura, pero recibió un revés de la Suprema Corte.

Ante esto, en 2021 aprobaron una reforma en la que le entregaron a la Escuela Judicial un rol centran en los concursos de oposición para la carrera judicial. Para que no cualquier hijo de vecina se convierta en juez.

Yo creo que el gobernador, como sucedió en el caso de la Auditoría Superior del Estado, buscará dar más facultades al Consejo de la Judicatura. Primero para garantizar la probidad de los jueces y, segundo, para que tenga más facultades de revisión y sanción de magistrados y jueces.

Algo digamos, como lo que se hizo con la Comisión de Vigilancia de la ASE.

¿Recuerdan?

Mi duda es: ¿la historia se repite?

Viridiana Lozano Ortiz

Licenciada en Comunicación, maestra en Letras Iberoamericanas y en Escritura. Periodista desde 2009. Fundadora y directora de Periódico Central hasta junio de 2022. Fundadora de Ambas Manos