María Dolores, la mujer que hace cuatro años asesinó a su propia hija de apenas un año y 5 meses de edad a golpes, obtuvo una sentencia de 20 años de prisión.

Este delito que ocurrió en el municipio de Santa Clara Ocoyucan y que en su momento causó conmoción en la sociedad, estuvo a punto de quedar impune, o al menos pasar desapercibido.

La homicida inventó que su hija había muerto de causas naturales y ya hasta había contratado el servicio funerario para velarla y enterrarla, sin dar aviso a las autoridades ministeriales. Incluso vecinos de la colonia Tlacaelel cooperaron para los servicios funerarios.

María Dolores, la mujer que hace cuatro años asesinó a su propia hija de apenas un año y 5 meses de edad a golpes, obtuvo una sentencia de 20 años de prisión.
Mapa con la ubicación del lugar donde María Dolores asesinó a golpes a su hija. credit: FGE

Sin embargo, mientas la menor se encontraba dentro de un pequeño ataúd y la velaban, alguien notó que la niña presentaba huellas de violencia y dio parte a las autoridades de la Fiscalía General del Estado.

Evidencias fotográficas del domicilio donde María Dolores asesinó a su pequeña hija. credit: FGE

Gracias a esto peritos en criminalística y agentes ministeriales investigadores de homicidios acudieron la mañana del 18 de diciembre del año 2020 a la vivienda de la menor.

Asesinó a su pequeña hija a golpes, ahora pasará 20 años en prisión

Tras realizar las diligencias del levantamiento de cadáver y con las entrevistas y el resultado de la autopsia se logró establecer que fue su madre la mató a puñetazos. La menor presentó más de 32 lesiones.

Al día siguiente, María Dolores pidió ayuda a vecinos diciendo que su hija había muerto por una infección estomacal. Así, logró que la apoyaran con los gastos funerarios.

Afortunadamente la descubrieron y por ello se ejercitó acción penal en su contra. El 3 de noviembre de 2021 se le vinculó a proceso por homicidio en razón de parentesco y quedó bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

Así, el pasado 22 de abril de 2024, con las pruebas aportadas por la Fiscalía, María Dolores la condenaron a una pena de 20 años de prisión y el pago por 86 mil 880 pesos por daño moral y una multa por 434 pesos por lesiones.

BANNER RUMBO