La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) halló restos óseos en San Martín Texmelucan que podrían pertenecer a Neri, la niña de 7 años, cuya desaparición se reportó desde el 1 de noviembre de 2023.  

Así lo informó en conferencia de prensa el Fiscal Especializado para la Investigación y Persecución de los Delitos de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, Alejandro García Badiola.  

El fiscal explicó que, a través de las investigaciones, se determinó que la menor fue asesinada y enterrada en San Martín Texmelucan. 

El 23 de febrero, tras las acciones de búsqueda, se localizaron restos óseos de un infante con edad similar a la menor reportada como desaparecida.  

Tras la desaparición de la niña Neri, la FGE dijo que halló restos óseos que serían de ella.
Imágenes de restos óseos numerados. credit: FGE

La confirmación de si se trata de Neri dependerá de los resultados que arrojen las pruebas para obtener el perfil genético, sentenció el funcionario.   

Publicación en X: la FGE informa que localizó los restos que sería de la niña Neri.

Neri: sus padres la asesinaron, enterraron y fingieron su desaparición  

La denuncia de su desaparición fue presentada la noche del 1 de noviembre de 2023.   

Sus padres biológicos, Yailin N. y Ulises Manuel N., dijeron a las autoridades que su hija había desaparecido en un desfile de catrinas. Sin embargo, de inmediato desmintieron esa versión.   

Los padres de Neri reportaron su desaparición.
Rostros de los padres de la niña Neri. credit: FGE

Fueron cámaras de videovigilancia las que registraron que la madre acudió al desfile, pero lo hizo sin su hija. En cambio, utilizó un muñeco que vistió con las ropas de Neri para fortalecer su coartada.   

Entre las inconsistencias halladas por autoridades están las contradicciones de los padres. Y es que la madre de Neri dijo en una segunda entrevista que en realidad la había perdido al interior de su domicilio desde hace tres meses. 

El 8 de noviembre, luego de obtener la orden de aprehensión, la Fiscalía detuvo a los padres de la menor y logró su vinculación a proceso por el delito de desaparición cometida por particulares agravada.  

Cuando agentes ministeriales catearon su domicilio encontraron un altar a la Santa Muerte. Ahí, había una nota pidiéndole ayuda para salir del problema en el que se metieron. 

Los hermanos de Neri de 14, 13 y 12 años confesaron que sus padres los obligaron a mentir para que dijeran que vieron a su hermanita. Al final, quedaron en resguardo de la autoridad por presunta violencia familiar. Además, vivían en condiciones insalubres. 

La Fiscalía continúa con las investigaciones para la búsqueda de más restos. Y en su momento procederá contra los responsables por los delitos que se acrediten. 

BonoBus BUAP