La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (CDMX) investiga la posible exhumación y robo del cadáver de una niña de cuatro años sustraído del panteón Cuautepec, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

De acuerdo con el reportero de nota roja @c4jimenez de la red social X, se robaron los restos de Alexa, una pequeña que murió a los 4 años. El robo lo descubrió su madre cuando fue a visitar su tumba y la encontró profanada.

Video: mamá de la niña Alexa fue a visitar su tumba al panteón y descubrió que robaron su cuerpo.

Roban cadáver de una niña de 4 años; fiscalía de CDMX ya investiga

Fue el pasado 12 de febrero cuando la madre de Alexa denunció ante el Ministerio Público y en ese momento se inició una carpeta de investigación. La mujer relató que, al visitar la tumba de su hija, estaba abierta y no había cuerpo.

Por ello, solicitó la intervención de peritos y de la Policía de Investigación. La Fiscalía de la CDMX ya trabaja para esclarecer lo sucedido, informó en un comunicado este martes 20 de febrero.

La Fiscalía de la CDMX investiga la posible exhumación y robo del cadáver de una niña de cuatro años sustraído del panteón Cuautepec, en la alcaldía Gustavo A. Madero.
Comunicado de la fiscalía de la CDMX sobre el robo del cadáver de una niña de 4 años en el panteón de Cuautepec. credit: Fiscalía de la CDMX

Un caso similar ocurrió en 2022, cuando se encontró el cuerpo de un bebé en el basurero del penal de San Miguel en Puebla capital.

Se trató del caso del bebé Tadeo. Su cuerpo lo exhumaron ilegalmente de un panteón de la Ciudad de México y trasladado al penal poblano. Nunca se aclaró el motivo por el que se realizó ese crimen, aunque el entonces gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, solo dijo que lo hicieron para desestabilizar su administración.  

El caso del bebé Tadeo le costó el puesto a Jaime Mendoza Bon, el entonces encargado de despacho de San Miguel; al subdirector y 15 custodios más. A todos los vincularon a proceso por abuso de autoridad o incumplimiento de un deber legal. También, por infracciones a la ley y reglamentos sobre inhumaciones y exhumaciones y encubrimiento, pero meses después

Jéssica V. Z. y Nadia Carolina G.M, las dos mujeres que presuntamente ingresaron el cuerpo del bebé al penal de San Miguel, Puebla, a ellas las detuvieron. Poco después, a casi todos se les permitió llevar su proceso en libertad.

Descuento Puebla a Ciudad de México