Maniatado y semidesnudo, la mañana de este jueves 18 de agosto, se localizó el cadáver de un hombre sobre la autopista México-Puebla a la altura de San Pablo Xochimehuacan, junta auxiliar ubicada al norte de la ciudad de Puebla.

La víctima tenía las manos atadas a la espalda, solo vestía una playera y a unos metros abandonaron un vehículo siniestrado.

Alrededor de las 06:30 horas automovilistas reportaron a una persona aparentemente atropellada en el carril de alta. El cuerpo estaba a un costado del camellón central, frente a la empresa Stanley. 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se trasladaron al punto y confirmaron la presencia de un hombre tirado bocabajo; sin embargo, notaron que no tenía señas de atropellamiento, sino de tortura.

La víctima tenía las manos y pies atados con cinta negra, estaba desnuda de la cintura para abajo y se observaban golpes en su rostro. 

Los agentes policiacos también se percataron que a unos metros había un vehículo Volkswagen tipo Jetta color negro siniestrado y abandonado.

La unidad con placas de circulación TUY537A del estado de Puebla tenía el parabrisas roto y un golpe en el cofre. El o los tripulantes lo dejaron fuera de la carpeta asfáltica, pero a un costado del carril de extrema derecha.

El cadáver, maniatado y semidesnudo, fue cubierto con una sábana y patrullas de la Policía Estatal resguardaron la escena del crimen en espera del arribo de los agentes investigadores y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE). Esto provocó reducción de carriles en dirección a los estadios.

Hasta el momento se desconoce exactamente cuál es la relación que guardan el cuerpo y el vehículo. No se sabe si los homicidas utilizaron ese vehículo para arrojar el cuerpo, si la víctima viajaba en él o si realmente una persona atropelló el cadáver y escapó dejando su unidad abandonada.  

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.