Los dos hombres ejecutados en la colonia Santa Cruz Buenavista la semana pasada eran abogados y trabajadores mal vistos en la Secretaría de Gobernación del Estado de Puebla (Segob). Hasta el momento se desconoce la identidad de los homicidas y el móvil del doble asesinato.

Ambas Manos adelantó que el primero en se identificó fue a Porfirio Castro, quien estaba asignado al área de Búsqueda de Personas. Sin embargo, el año pasado se le relacionó con un probable daño al erario público y para solventarlo acudía a los 217 municipios para pedir dinero y tratar de justificar con la supuesta venta de camionetas de alta gama.

Más adelante, a su acompañante lo identificaron como Juan Carlos R., quien además de ser colega, laboraba también en el gobierno del estado. Esto, desde la administración del gobernador finado Miguel Barbosa.

Hilo en X: de la ejecución de dos hombres en Santa Cruz Buenavista.

Uno de los ejecutados en Santa Cruz Buenavista, vinculado a policías estatales coludidos con delincuentes

Aunque aún no se sabe el motivo por el que los mataron a balazos la noche del pasado jueves 23 de mayo en calles de Santa Cruz Buenavista, trascendió que Porfirio tenía cierta relación en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado.

 Más directo con elementos de la Policía Estatal, pero, aún más allá, con uniformados dedicados a proteger a bandas de delincuentes enfocadas al robo de vehículos con mercancía.

A Porfirio y Juan Carlos los asesinaron alrededor de las 19:30 horas cuando circulaban en una camioneta de la marca Nissan tipo Kicks, color oscuro sobre la avenida Rafael Ávila Camacho y calle Los Pinos, cerca de la 25 Poniente.

Ahí, dos sujetos que viajaban en una motocicleta interceptaron a las víctimas y les dispararon en múltiples ocasiones para después huir a gran velocidad sentido a Esteban de Antuñano.

Las investigaciones siguen su curso por parte de la Fiscalía.

BANNER RUMBO