Ayer por la tarde comenzaron los rumores de que un interno del penal de San Miguel se fugó. Aunque ya se aclaró esta situación, horas después se reportó que dos personas privadas de la libertad fueron encontradas muertas al interior de sus celdas.

¿Qué ocurrió realmente? Esto es lo que sabemos hasta el momento.

Para empezar, se trata de casos aislados. No existe relación alguna entre la supuesta fuga y la muerte de los otros dos.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla (SSP), Daniel Iván Cruz Luna, explicó que la falta de comunicación entre el personal provocó que se creyera que un reo escapó.

Ayer por la tarde un interno se desmayó en el patio y, debido a que no reaccionó, los custodios lo trasladaron a un hospital. Sin embargo, nunca lo reportaron.

En el último pase de lista, el personal se percató que faltaba un interno. Debido a esta situación el propio Cruz Luna y el subsecretario de Centros Penitenciarios llegaron al Cereso de la ciudad de Puebla para realizar las indagatorias.

“Fue una falta de comunicación en el parte de novedades. Esta persona se desmaya en el patio, los custodios lo atienden, advierten que no reacciona y lo trasladan al hospital. No sabían quién era, no tenían identificado el nombre y no llegó al parte de novedades de entrega”.

Fue hasta la mañana de hoy cuando las autoridades identificaron y encontraron al interno en el hospital. Para comprobar la información, enviaron a personal a realizar pruebas fotográficas y dactilares.

Fuentes revelaron a este medio que Fernando C.O, sentenciado ya por homicidio, es el reo que durante algunas horas estuvo “perdido”.

Esta mañana el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta también habló al respecto, pero dijo que Fernando no fue trasladado a un hospital, sino que siempre estuvo en el área de enfermería.

Familiares de presos esperando a ingresar al penal de San Miguel en Puebla.

Mueren dos personas al interior del penal de San Miguel

También durante la tarde de ayer se reportó que dos internos fueron hallados muertos al interior de su celda. El secretario de Seguridad Pública únicamente dijo que se trató de “situaciones distintas”, pero no dio más detalles al respecto.

Las mismas fuentes mencionaron que todavía se desconoce la causa de muerte, pero todo apunta al parecer a una intoxicación.

Uno de ellos fue hallado en el dormitorio E y el otro en el A. De este último se sabe que respondía al nombre de Diego Armando y ninguno de los dos presentaba signos de violencia.

Todo esto retrasó por varias horas la visita en el penal de San Miguel. Los familiares se molestaron porque nadie les explicó el motivo y sus alimentos ya comenzaban a descomponerse por estar varias horas bajo el rayo del sol.

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.