Esmeralda Millán fue víctima de un ataque con ácido en 2018 orquestado por Fidel N., su expareja sentimental y padre de sus hijos. A seis años de lo sucedido sigue luchando para conseguir justicia porque apenas este 23 de enero de 2024 se realizó la primera audiencia de la etapa del juicio oral de su agresor.

Para Esmeralda, estos cinco años solo representan dolor. Fidel le causó daños físicos y emocionales, pero también ha soportado cientos de críticas y humillaciones por su aspecto. Dice que Esmeralda murió aquel 2 de diciembre de 2018 y si está de pie, es gracias a sus hijos.

La mañana de este martes, un grupo de mujeres acompañó a Esmeralda a la Casa de Justicia de San Andrés Cholula. Minutos antes de la audiencia, colocaron lonas con la fotografía de Fidel N. y exigieron pena máxima.

Yareli Ruiz, asesora jurídica de Esmeralda, recordó que gracias a la Ley Malena el delito fue tipificado como feminicidio en grado de tentativa y buscarán la pena máxima de 40 años de prisión.

Esmeralda fue atacada con ácido en 2018 y apenas comenzó el juicio de su agresor
Esmeralda Millán, víctima de violencia ácida ofreció mensaje afuera de la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, previo a la audiencia de inicio de juicio contra su agresor Fidel N. credit: Agencia Enfoque

Sin embargo, para Esmeralda ni 50 o 60 años de cárcel le devuelven su tranquilidad: “para mí ya no hay justicia, es como si yo ya estuviera muerta. Sigo aquí por mis hijos, yo desde el día uno me morí. Te dejan muerta en vida”.

Esmeralda Millán, víctima de violencia ácida, entre llanto ofrece un discurso al inicio del juicio conta su agresor. credit: Agencia Enfoque

Esmeralda, víctima de un ataque con ácido a los 23 años

Ella tenía 23 años de edad y el 2 de diciembre de 2022 se dirigía a unos baños de vapor en Misiones de San Francisco cuando cuatro hombres le rociaron ácido. Ella iba acompañada de su mamá y tras el ataque logró identificar a Fidel N., quien también resultó con quemaduras.

Rostro de Fidel N, detenido por atacar con ácido a Esmeralda Millán en 2018. credit: FGE

La violencia perduró en la vida de Esmeralda desde que estaba embarazada de su primer hijo. Cuando decidió separarse de Fidel, él buscó venganza: “si tú no eres para mí, no vas a ser de nadie” le dijo a la madre de sus hijos.

Esmeralda se sometió a 16 cirugías, pero su cara y pecho quedaron marcados de por vida. Aunque Fidel fue detenido, cambió constantemente de abogado como una estrategia legal y provocó dilación procesal. Logró que una audiencia fuera diferida en 14 ocasiones, por lo que cinco años después, apenas comenzó su juicio.

LA VILLA
Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.