El cuerpo sin vida y encobijado encontrado ayer en inmediaciones de una barranca en el Camino al Batán, en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacan, no era indigente, sino una persona asesinada y arrojada en ese punto. 

Este miércoles, poco después de las tres de la tarde, una mujer que pasaba por esa zona se percató que había una persona envuelta en una cobija y aparentemente sin signos vitales. Aunque siguió su camino, avisó a las autoridades policiacas del objeto sospechoso. 

Fue así que poco después llegaron al lugar policías municipales de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes confirmaron el reporte. 

Encontraron un cadáver envuelto en una cobija roja. En un principio, se presumió que podría tratarse de una persona que vivía en situación de calle y murió en el abandono. 

Los uniformados acordonaron el sitio y dieron aviso a las autoridades ministeriales. 

Así, más adelante se presentaron peritos en criminalística y agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) a través de su Coordinación General Especializada en la Investigación de Homicidios Dolosos. 

Durante las diligencias del levantamiento de cadáver, se dieron cuenta que la víctima estaba atada y presentaba huellas de violencia. Por ello se descartó que se tratara de un indigente; en realidad era un hombre que fue asesinado en otro punto y ahí lo abandonaron.  

La víctima quedó en calidad de desconocida, número 50. Luego, el personal de la Unidad de Traslados y Recuperación de Cadáveres (Utrec) la llevó a las instalaciones del Servicio Médico Forense. Ahí, le harán la autopsia de rigor para saber la causa y tiempo de muerte. 

Además, se espera que en las próximas horas pueda sus familiares puedan identificarlo y reclamarlo. De este modo, se podrán conocer actividades que arrojen indicios de quiénes y porqué lo asesinaron. 

HOT SALE Estrella Roja