Calcinado y con signos de tortura fue hallado el cuerpo de un hombre de aproximadamente 40 años de edad en la junta auxiliar de San Agustín Tlaxco, en el municipio de Acajete.

El hallazgo lo realizaron vecinos de la zona la noche del martes 14 de mayo. Al número de emergencias se reportó lo que parecía un cuerpo calcinado en un terreno baldío de la comunidad.

Tras el llamado, al lugar acudieron elementos de la Policía Municipal y además de confirmar que se trataba de un hombre calcinado, descubrieron que tenía las manos atadas con un cable de luz eléctrica. Es decir, tenía huellas de tortura.

Los policías acordonaron la zona y posteriormente notificaron a la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) con sede en Tepeaca. Las diligencias de levantamiento de cadáver culminaron ya durante la madrugada de este miércoles.

Por las condiciones, no fue posible determinar posibles características del cuerpo que ingresó al Servicio Médico Forense (Semefo) en calidad de desconocido. Tampoco se encontraron documentos que acrediten el nombre y lugar de origen de la persona, señalaron fuentes oficiales.

Aunque se desconoce el móvil de la ejecución, por la forma en que la encontraron se presume que se trató de un ajuste de cuentas entre bandas del crimen organizado que operan en las inmediaciones del municipio de Acajete.

Cabe señalar que no es la primera vez que este tipo de situaciones se presentan en la zona, pues en otras juntas auxiliares como San Jerónimo Ocotitlan, Tlacamilco y Santa María Nenetzintla se han hallado cuerpos con el mismo móvil, además de que algunos de ellos llevan narco mensajes.

HOT SALE Estrella Roja