Revelan que Sedena autoriza uso de gas pimienta en marchas feministas, de acuerdo con el informe filtrado por los hacktivistas Guacamaya.

Reforma informó que la Secretaría de la Defensa Nacional puso en marcha el “Plan de Defensa” durante las pasadas protestas como la del 8M en la Ciudad de México. 

El reporte del hackeó a la dependencia señaló que se desplegó un equipo especial con armas no letales para resguardar el Palacio Nacional. 

Para ello se utilizaron las altas vallas metálicas en el zócalo de la Ciudad de México, así como mujeres policías locales y federales con equipo antimotines.

Esto incluye gas pimienta, químicos, escopetas y armas para repeler las protestas feministas. El documento justifica explícitamente los ataques contra las manifestantes. 

Cualquier acto lesivo en contra del comandante supremo de las fuerzas armadas, funcionarios o instalaciones del Palacio, ocasionaría repercusiones en el ámbito nacional e internacional, afectando negativamente la imagen de nuestro Gobierno y del instituto armado”, mencionan. 

El manual confidencial de 30 páginas expone la forma en que deben ser utilizados los recursos y en caso de “ser necesario”, el actuar de los cuerpos de seguridad.

Las vallas se describen como “defensas pasivas”, dentro de los “anillos de seguridad”. Estos fueron implementados a 40 metros de la fachada de Palacio Nacional.

Frente a estos, impusieron la presencia de 300 mujeres de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) con equipo antimotín.

Tan solo 10 metros atrás, se instalaron 150 miembros de la Guardia Nacional, con bastones de madera y toletes. A esto se sumó un grupo de mujeres en las entradas principales con gas pimienta.

Señalaron que las armas no letales se podían utilizar sin restricciones. En caso de acceder al cerco establecido, estaban autorizados a utilizar escopetas de proyectiles 40 mm, cañones de agua, granadas y agresivos químicos que serían lanzados desde el techo. 

Añadieron que para futuras manifestaciones previstas e imprevistas, en días laborales, deberán permanecer más de 220 elementos de seguridad en el lugar. 

Otros 500 miembros de seguridad local y federal que deberán resguardar las puertas metálicas. 

Así como 70 lanzadores tipo escopeta con casi 600 municiones, 99 inmovilizadores eléctricos, 100 dispersores de aerosol y elementos para disparar desde el techo de Palacio.

El gobierno de la CDMX ha rechazado en diversas ocasiones que los elementos no utilizan ni utilizarán gas pimienta contra las manifestantes. 

Mientras tanto, el Gobierno Federal no se ha pronunciado al respecto. 

LA VILLA