Las pensiones en México son un tema de interés tanto para quienes están cerca de la jubilación como para aquellos que inician su vida laboral. Por lo tanto, es fundamental que comprendamos qué son, cuántos tipos hay y otros aspectos relacionados con este tema.

Para comenzar, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) define una pensión como:

Una prestación económica destinada a proteger al trabajador al ocurrirle un accidente de trabajo, al padecer una enfermedad o accidente no laborales, o al cumplir al menos 60 años de edad”, se lee en su página.

En otras palabras, este apoyo económico solo se entregará al beneficiario en estas situaciones específicas.

Al respecto, la pensión se realiza a través de la entrega de una resolución que respalda el derecho a recibir una cantidad mensual. Además de tener acceso al servicio médico que proporciona el IMSS.

Del mismo modo, cuando el trabajador o pensionado fallece, el sistema protege a sus beneficiarios. Siempre y cuando se cumplan los requisitos que se estipulan en la ley del Seguro Social.

La pensión es una prestación económica que se utiliza para proteger al trabajador si le ocurre un accidente o sufre una enfermedad.
Alcancia de cerdo de la que salen algunas monedas de 10 pesos mexicanos. credit: Agencia Enfoque

Ahora bien, los trabajadores de empresas privadas reciben sus pensiones a través del IMSS. Por el contrario, aquellos que laborar en instituciones de gobierno realizan sus cotizaciones en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

¿Qué tipo de pensiones hay?

En el Instituto Mexicano del Seguro Social existen tres tipos de pensiones:

Por accidentes y enfermedades

Esta se otorga cuando el beneficiario tiene un accidente mientras está trabajando o sufre una enfermedad que le impide realizar sus actividades, ya sea de manera temporal o permanente. En este caso la pensión puede ser temporal por máximo dos años o definitiva.

Edad avanzada

Los trabajadores pueden acceder a esta pensión cuando cumplen 60 años y cuentan con las semanas cotizadas requeridas.

Muerte del pensionado

La pensión se concede cuando el trabajador falleció y se entrega a los beneficiarios de este. Por ejemplo, cónyuge, pareja con la que haya vivido más de dos años, hijos o hijas.

Por otro lado, el ISSSTE cuenta con cuatro tipos de pensiones:

Accidentes y enfermedades

Edad avanzada

Muerte del pensionado

Despido en edad avanzada

Este tipo de pensión se otorga cuando despiden a una persona de su trabajo y esta tiene más de 60 años.

Ahora bien, el IMSS cuenta con dos regímenes para que sus asegurados puedan recibir sus pensiones. Cada una tiene requisitos obligatorios que se deben cumplir para recibir este apoyo.

Régimen de 1973

Para quienes comenzaron a cotizar antes del 1 de julio de 1997. Debes tener 500 semanas cotizadas y tener mínimo 65 años.

Régimen de 1993

Aquellos que comenzaron a cotizar a partir del 1 de julio de 1997. Se requieren 1200 semanas cotizadas y contar mínimo con 60 años de edad.

Los trabajadores que cotizan en el ISSSTE deben cumplir con estos requisitos, tener 65 años o más y haber trabajado durante 25 años.

Los trabajadores de empresas privadas reciben sus pensiones a través del IMSS.
Ilustración de una pareja de adultos mayores festejando por sus ahorros y dos calendarios con los logos del IMSS e ISSSTE. credit: Google

¿Cuál es la diferencia entre pensión y jubilación?

Hay mucha confusión entre la pensión y la jubilación, sin embargo son términos distintos. La jubilación es un tipo de pensión que se entrega al trabajador al finalizar su vida laboral, cuando este decide dejar de laborar.

Por otra parte, la pensión, como lo mencionamos anteriormente, es una prestación económica que se entrega en situaciones específicas como enfermedad, accidentes o fallecimiento.

También puedes leer:

BANNER RUMBO
ambas manos

Mercedes Mendoza

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Editora desde 2016. Redactora y editora SEO en Ambas Manos.