En dos años, la presidenta municipal Irene Olea Torres logró que Izúcar de Matamoros duplicara las unidades que actualmente están al servicio de la ciudadanía para efectuar las tareas de vigilancia y seguridad que mandata el pueblo.

El miércoles 24 de enero, el Gobierno de Izúcar de Matamoros recibió la incorporación de 13 nuevas unidades, las cuales comprenden 6 camionetas, 2 sedanes y 5 motopatrullas, consolidando aún más el compromiso de fortalecer la seguridad en el municipio.

Durante el evento de recepción, Irene Olea compartió los notables avances alcanzados en materia de seguridad durante su mandato. Además de duplicar el parque vehicular de seguridad, destacó que más del 50% de los policías municipales ahora poseen el Certificado Único Policial (CUP), un cambio sustancial respecto a la administración anterior, en la que ningún agente contaba con dicha certificación. En total, 45 policías han obtenido este certificado en los últimos 2 años.

Entre los logros resaltados por la alcaldesa se encuentran la instalación de 4 nuevos puntos de vigilancia conectados al C5, así como una inversión significativa de 15 millones de pesos destinados al fortalecimiento de la seguridad, equivalente al 20 por ciento del Fortamun.

Irene Olea subrayó, además, que Izúcar de Matamoros es el único municipio de la región que cuenta con una policía de vialidad, permitiendo un enfoque especializado en esa área para mejorar la seguridad vial.

Reconociendo el respaldo clave de los distintos niveles del Gobierno, la edil subrayó que el trabajo en materia de seguridad se lleva a cabo de manera coordinada, y el enfoque preventivo de la policía municipal es fundamental.

Con estas acciones, Izúcar de Matamoros avanza de manera decidida hacia el fortalecimiento de la seguridad, buscando garantizar la paz y armonía en el municipio.

LA VILLA