Escocia se convierte en el primer país del mundo que por ley, debe proveer productos para la menstruación de manera gratuita.

A partir del lunes 15 de agosto, el país miembro de Reino Unido deberá otorgar toallas, tampones y copas menstruales a la población femenina del territorio. 

La histórica resolución atiende el derecho a la salud que tienen todas las mujeres y el acceso a los productos para el periodo femenino.

La medida inició en escuelas y universidades, sin embargo, ahora abarcará todos los espacios públicos. Las autoridades locales deberán garantizar que estén disponibles sin costo.

De acuerdo con El País, la denominada Ley de los Productos de la Regla fue avalada por unanimidad en el Parlamento escocés en noviembre de 2020.

Pero es en agosto de 2022 que ha entrado en vigor en Escocía. 

La diputada laborista Monica Lennon fue la principal promotora de la iniciativa y estuvo respaldada por grupos de activistas que buscan erradicar la pobreza menstrual.

El término refiere a la falta de recursos económicos para adquirir productos de gestión menstrual y otros artículos de higiene básicos. 

Los luchadores sociales argumentaban que una toalla o un tampón deberían ser tan accesibles como el papel higiénico que se ofrece en los sanitarios públicos.

Desde 2017, el gobierno ha invertido cerca de 27 millones de libras para ofrecer artículos de gestión menstrual en lugares públicos.

Monica Lennon calificó la entrada en vigor de la ley

Cómo un precedente histórico que “ demuestra la diferencia que pueden generar decisiones políticas progresivas y valientes”.

El gobierno de Escocia señaló que el acceso gratuito es “fundamental para la igualdad y la dignidad” de las mujeres. 

La organización contra la pobreza menstrual “Hey Girls” realizó un estudio antes del inicio de la pandemia de covid-19.

Dieron a conocer que una de cada cuatro mujeres en Escocia había sufrido dificultades para comprar productos para gestionar su periodo. 

En el caso de las madres de familia, algunas debían decidir entre alimentar a sus hijos o comprar alternativas para la menstruación. 

De esta manera, las acciones a favor de las mujeres de Escocia podrían poner presión en otras administraciones para poner en marcha estrategias similares. 

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.