La nueva dirigencia de Morena, encabezada por Olga Lucía Romero Garci-Crespo, garantizó que pondrá en marcha la Operación Unidad, para sanar relaciones entre los diferentes bloques internos en el partido.

Ante la fractura interna de Morena entre los distintos bloques, la dirigente electa reconoció que hay diversos grupos y su objetivo es unificar una sola militancia de cara al siguiente proceso electoral.

La morenista señaló que son tres las principales vertientes que su administración priorizará: la unidad, fortaleza y organización, en la que todos vayan sobre la misma línea.

Añadió que una vez que el Instituto Nacional Electoral (INE) valide los resultados formales de la asamblea estatal, comenzará con el proceso de entrega-recepción y posteriormente el diálogo con estos grupos.

“Yo creo que hay tres palabras que se me hacen sumamente importantes, unidad, fortaleza y organización y por supuesto que vamos a tratar de que todos los grupos y en todos los distritos y municipios no haya esa división”, comentó.

Romero Garci-Crespo le llamó a esta estrategia la “Operación Unidad” en la que busca crear un mismo bloque de cara a la elección del 2024 para mantener a Morena en el poder.

Actualmente hay varios grupos internos en Morena, en constante lucha de declaraciones y descalificaciones, situación que ha dejado al partido dividido.

Los bloques son allegados a Miguel Barbosa Huerta; la ex alcaldesa Claudia Rivera Vivanco; el diputado federal, Ignacio Mier Velazco y otros dentro de Puebla.

“Yo quisiera decirle Operación Unidad porque si tenemos la certeza de que podemos hacerlo y podemos volver a Morena un partido con una fortaleza enorme”, enfatizó.

Al respecto de los perfiles que decidieron abandonar la asamblea, la dirigente negó que hubiera un acuerdo previo para que quedara al frente de Morena y garantizó que harán un trabajo positivo rumbo al 2024.

Primero la Operación Unidad, después evaluarán finanzas de Morena

La dirigente electa agregó que una vez que transcurra el proceso de entrega-recepción darán a conocer el estado en el que se dejó la dirigencia de Morena, especialmente en carácter financiero.

Si bien comentó que tiene conocimiento de diversas notas o información sobre irregularidades, evitó dar una opinión hasta que se cuente con el informe oficial del estado de Morena.

“Sobre si tenemos idea de la situación interna, no, apenas vamos a empezar el proceso de entrega-recepción, que este legalizado por el INE y tendremos que esperar a ese momento”, manifestó.

Romero Garci-Crespo llegó a la dirigencia con 63 votos a su favor por parte de los consejeros estatales tras 4 años de que Morena no tuvo una presidencia formal.

Se convirtió en la primera mujer que encabeza al partido en Puebla. El lema de su administración será la Operación Unidad.

Iván Reyes Sánchez

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la BUAP; reportero desde 2019 en las fuentes de gobierno, política, ayuntamientos, educativa, iniciativa privada y deportes en distintos medios de Puebla.