Actualmente, el espacio público y colectivo en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla presenta diversas problemáticas, entre estas faltas de mantenimiento y políticas de mejora por parte de las autoridades, de apropiación vecinal y promoción de identidad; así como vandalismo y desconocimiento de sus antecedentes históricos. Aunado a lo anterior, en los últimos tres años -con la pandemia por COVID-19- su utilización se restringió, por lo que se requiere plantear nuevas opciones para su apropiación en situaciones de emergencia sanitaria.

Es así como académicos y estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la BUAP proponen alternativas para la apropiación y mejora del espacio público con la colaboración de los habitantes de los barrios de San Antonio, El Refugio, Santa Anita y Analco.

Este trabajo es encabezado por los doctores Adriana Hernández Sánchez y Christian Enrique de la Torre Sánchez, con asesorías del doctor Antoni Remesar de la Universidad de Barcelona, España. Además, participan arquitectos y estudiantes de licenciatura y posgrado de esta unidad académica.

Con base en prácticas desarrolladas en campo por la Facultad de Arquitectura y el grupo interdisciplinar Re Genera Espacio se elaboró la “Guía ilustrada sobre Posibilidades de Educación Patrimonial para la Promoción y Mejora del Espacio Público y Colectivo”, un compendio de acciones o recomendaciones a realizar, de manera individual o colectiva, en la calle, parque, jardín, fachada, patio, zaguán o azotea. Está dirigida a un público no especializado con inquietud de mejorar su entorno inmediato.

“Las acciones recomendadas van desde barrer la calle y clasificar la basura, hasta acciones más complejas que necesitan la ayuda de vecinos o de autoridades, como la mejora de un parque”, comenta Hernández Sánchez.

Asimismo, se encuentran actividades para efectuar en casa adaptándolas en momentos de emergencia sanitaria (pandemia) cuando no es posible utilizar el espacio público. En este caso, se recomienda hacer ejercicio bajando y subiendo escaleras, cuando no es posible salir a caminar o correr al parque; otra opción es acondicionar aquellos espacios sin uso o bodegas como áreas de recreación y convivencia.

Por otra parte, la doctora Adriana Hernández Sánchez indica que desde 2012 Re Genera Espacio, del cual forma parte, lleva a cabo propuestas relativas al espacio público y vivienda, basadas en la accesibilidad, en barrios del Centro Histórico de la capital poblana. “El espacio público es de vital importancia para las ciudades, colonias, barrios y unidades habitacionales. Es el espacio de todos, para la diversidad y el encuentro”, considera la académica.

En dichos barrios antiguos observaron las características de los espacios públicos, el uso que le dan los vecinos y su apropiación. De lo anterior, deriva una serie de acciones en espacios públicos que la población utiliza y en donde el grupo ejecuta algunas iniciativas con la comunidad.

LA VILLA