La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) logró captar el sonido de un agujero negro en medio del espacio. 

En un clip, compartió las ondas de sonido que salen del agujero negro supermasivo que absorbe todo tipo de materia y energía situada en su campo espacial. 

El asombroso y a la vez terrorífico ruido que puede ser escuchado por el oído humano forma parte del cúmulo de galaxias de Perseo. Este se ubica a 250 millones de años luz de distancia de la Tierra.

De acuerdo a la agencia, las ondas acústicas tuvieron que trasponerse 57 y 58 octavas arriba para poder ser escuchadas por el ser humano. 

La agencia estadounidense publicó los hallazgos y desmintió la idea errónea que se tiene sobre la nula existencia del sonido en el espacio. 

“La idea errónea de que no hay sonido en el espacio se origina porque la mayor parte del espacio es un vacío, lo que no permite que las ondas de sonido viajen. Un cúmulo de galaxias tiene tanto gas que hemos captado el sonido real. Aquí está amplificado y mezclado con otros datos, para escuchar un agujero negro” dijeron en la cuenta de Twitter de la NASA. 

Es la primera que vez que elementos de la NASA extraen el audio de un agujero negro para poder ser escuchado por el ser humano. 

Algunos han calificado estas increíbles  ondas de sonido como un “aullido sobrenatural” o un “grito” que emite el espacio. Sin embargo, no es la primera vez que logran realizar este descubrimiento.

Hace 21 años, es decir, en 2003, un grupo de astrónomos detectó que existían ondas acústicas que se propagaban en grandes cantidades de gas. 

Estas rodeaban a un agujeros negro supermasivo en el cúmulo de galaxias de Perseo, que se caracteriza actualmente por sus “gemidos”.