Usuarios de internet criticaron a una marca mexicana que hace ropa con jergas y se vende por más de 2 mil pesos.

La cuenta de Instagram cecilia.mexico promociona desde 2018 las creaciones hechas con el mismo material utilizado en casa para la limpieza del hogar.

Faldas, playeras, conjuntos, shorts, monos, vestidos y prendas para niños y niñas son algunas de las piezas de moda que forman parte de la peculiar colección. 

Al parecer, alguien encontró sus publicaciones en la red social y rápidamente se hicieron virales en otros espacios como Twitter y Facebook. 

El internet no perdonó a la marca y le dedicaron fuertes críticas por lucrar con los pedazos de tela que se pueden encontrar en tiendas Parisina a un bajo costo. 

Prendas como una simple falda (sin ningún tipo de costura o accesorio extra) se venden por 2 mil 400 pesos. 

Señalaron que el trabajo realizado no es innovador y que por el contrario, sin prendas sobrevaloradas de una marca que trata de vender “falso folclor mexicano”.

Actualmente, venden cinturones y otros accesorios hechos de manera artesanal. 

Ante las críticas, la marca inhabilitó la sección de comentarios en la cuenta de Instagram desde hace años. 

La opinión de los internautas se mantuvo dividida, pues aunque algunos piensan que es una idea original, otros señalan que son productos que solo un “whitexican” promocionaría, pero ahora que cobraron relevancia, subieron una fotografía con la falda que todos reconocieron en redes sociales. 

La leyenda dice: “la creatividad es de pocos, bocas hay muchas” con dedicatoria a todos aquellos que han hecho burlas al respecto. 

“Tooooda la vida le dí mal uso a mi trapo para baño woow, gracias por abrirme los ojos”

“Whitexicans descubren las jergas”

“Estos whitexicans ya no saben qué hacer”

“Ya la está buscando la NASA”

“Wow esa edición exclusiva me las venden en $15 pesos”

“Yo uso de esas para trapear” fueron algunos de los comentarios en dicha publicación.


Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.