Banksy vuelve a las andadas y reaparece en Inglaterra con un mural dedicado a un árbol de cerezo mutilado. 

El artista urbano más famoso del mundo volvió a sorprender con una intervención en las calles de la ciudad de Islington, Londres

A manera de protesta por el ser vivo que podado de manera indiscriminada, intervino una pared blanca que se encontraba de fondo al ejemplar. 

Con pintura verde —que hace referencia al color distintivo del ayuntamiento de dicha ciudad— simuló el follaje del árbol en lo que resta de las ramas. 

Al lado de la pintura, en la parte inferior izquierda se observa la imagen de una persona sosteniendo un tanque con manguera que aparenta estar rociando al árbol mientras lo admira.  

En redes sociales como Instagram comenzaron a circular versiones sobre la autoría de la obra. De inmediato, el artista se atribuyó el trabajo con tres fotos que muestran el antes y después de la pared.  

El cerezo no hubiera podido florecer esta primavera debido a que las autoridades municipales lo mutilaron

Con la intervención, Banksy le devuelve la vida a este ejemplar en pleno cambio de estación, pasando del invierno a la primavera.  

De acuerdo con la BBC, la concejala de Islington, Flora Williamson, dijo que la obra añade intriga, cultura y da vida a la zona. 

Agregó que la obra fue colocada justo “en medio de viviendas sociales y en una de las zonas más pobres del municipio”. 

La publicación acumuló más de un millón de likes en la red social y sigue acumulando reacciones por parte de los usuarios.  

La última obra del artista urbano ocurrió en diciembre de 2023. En ese entonces dejó un mensaje en un letrero con la palabra Stop con tres drones militares.  

La crítica estuvo dirigida a la guerra que mantiene Israel contra la población palestina en la Franja de Gaza donde han muerto miles de personas.  

BonoBus BUAP