El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ubicó a Puebla entre los últimos lugares del Índice de Competitividad Estatal 2024 al ocupar la casilla 28, además de estar en el rubro de competitividad media baja.  

Para la edición 2024, Puebla está muy cerca de los estados con competitividad estatal baja. Este ranking evalúa las fortalezas y debilidades de los estados que se relacionan con la atracción, generación y retención de talento e inversión. 

Las entidades más competitivas son Ciudad de México, el único con nivel muy alto en el ranking, seguido de Baja California Sur, Coahuila y Nuevo León.  

Por el contrario, los menos competitivos son: Oaxaca con muy baja competitividad; Guerreo, Chiapas y Michoacán con baja. 

Puebla competitividad estatal: ventajas y desafíos  

En el caso de Puebla, el análisis indicó que posee un nivel relativamente bajo de endeudamiento como porcentaje de sus ingresos total. También está entre los primeros lugares con más participación de las mujeres económicamente activas.  

El IMCO indicó que uno de los problemas de Puebla es que es la entidad con la mayor tasa de robo de vehículos

Con la posición a nivel nacional 28 y un nivel medio bajo, las ventajas de Puebla para ser competitivo son:  

  • Reducción deuda estatal 
  • Mejora regulatoria 
  • Mujeres económicamente activas 
  • Diversificación económica 

Los desafíos para Puebla son:  

  • Robo de vehículos 
  • Escaso personal médico con especialidad 
  • Acceso a instituciones de salud 

Estados en elecciones con baja competitividad estatal 

Para el contexto electoral 2024, Puebla junto con Morelos y Chiapas tienen menor desempeño promedio en el ranking de competitividad estatal. Se detalló que en general las tres entidades destacan en su sistema político y gobiernos. 

No obstante, Puebla, Morelos y Chiapas, con comicios en 2024, están rezagados en el mercado de trabajo, en promedio 5.8% personas tienen ingresos debajo de la línea de bienestar. 

HOT SALE Estrella Roja