El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta hizo la entrega de 28 viviendas en Xochimehuacan en cinco modelos diferentes, de acuerdo al predio que poseía cada familia antes de la explosión de la toma clandestina de gas Licuado de Petróleo que sucedió el 31 de octubre de 2021.

Durante el acto protocolario, el mandatario destacó que son casas, no pie de casas, las que están recibiendo los afectados, pues cuentan con cuartos dormitorio, baño, sala, comedor, patio de servicio, cisterna y áreas comunes.  

“Hoy tienen ustedes acá, viviendas dignas, no pie de casa, son casas, alguien había dicho los pies de casa, no. Estamos entregando casas con recamaras, sala, comedor, baños, cisterna, todo lo necesario”.

Solo se pudieron construir en sitio 28 viviendas en Xochimehuacan porque eran las que tenían legalidad en los predios, el resto estaban asentadas de manera irregular y por ello, se reubicaron en Lomas de San Miguel camino a El Batán.

En San Pablo Xochimehuacan los beneficiarios ya cuentan con los títulos de propiedad de sus terrenos; sin embargo, quienes no tengan escrituras serán apoyados mediante el Programa de Regularización de Predios Rústicos, Urbanos y Suburbanos.

Barbosa condenó la violencia y el crimen, e hizo un llamado a recuperar los valores éticos y morales para vivir en la sociedad a la que se tiene derecho para buscar un mejor futuro.

“Estamos sacando a nuestra gente, a nuestro pueblo de condiciones difíciles, pero lo vamos hacer mejor si nos comprometemos en una vida, en una sociedad sana”.

Los beneficiarios podrán hacer uso de la vivienda a partir del 16 de agosto, cuentan con todos los servicios, aunque no podrán hacer modificaciones en el tamaño de la construcción durante un año.

Las 28 casas tienen dimensiones distintas, por el tamaño del predio que cada titular tenía antes del siniestro. 

Jessica Meléndez Zenteno

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2016 en política, gobierno, educativas y municipio para diferentes medios de comunicación.