Productos 100 por ciento naturales hechos de manera artesanal, antojitos y bebidas son las delicias que podrás encontrar en vigésima primera edición de la Feria del Queso de Santa María Tonantzintla.

El colorido y la alegría regresó a la comunidad de San Andrés Cholula después de dos años de pandemia con lo mejor de los productos derivados de la leche.

https://goo.gl/maps/PJ8q5suvtxnrCY9i7

Los pequeños negocios llevaron un poco de todo: desde los sabores de queso clásicos hasta los que resaltaron por su aspecto, olor y preparación.

Los grandes pedazos de queso añejo, las bolas de quesillo y los panela redondos fueron de los más vendidos. Debido a que están hechos bajo un proceso meramente artesanal, su costo va desde los 40 pesos el cuarto o lo que pese la pieza.

Los más extravagantes hechos con chiles, hierbas finas y recetas especiales llamaron la atención de los asistentes, que no se quedaron con las ganas de probar cada uno de ellos.

Estos tienen un precio desde 70 pesos el cuarto y se recomienda comer solos con ciertos vinos y/o acompañarlos en sándwiches, pizzas, pastas y otros alimentos.

Para los que gustan de los postres y lo dulce, tienen a la venta gelatinas, cremitas, flanes, yogurt natural y de sabores, que van desde los 10 pesos.

También hay pays entre 100 y 200 pesos y pasteles. El relleno de queso alcanza los 60 pesos y sale calientito de las canastas de las vendedoras, señal de que está recién horneado.

La crema tiene el sabor perfecto y la consistencia para comerse con unas ricas tostadas o añadirlo a un rico plato de chilaquiles.

Para calmar el hambre, los visitantes podrán elegir entre los diferentes puestos de comida y antojitos que ofrecen tacos de cecina, tacos placeros, carnitas, chiles rellenos cemitas y más.

Si el calor hace sus estragos, encontrarán micheladas, cheladas, rusas y cantaritos con tequila o mezcal.

El pulque de queso, un curado diferente

Entre los expositores resaltó uno en el que ofrecen pulque de queso, un curado diferente y de sabor fuerte que cautivará el paladar de muchos.

La bebida novedad de la Feria del Queso fue ideada por la pulquería “El tinacal casa del abuelo”, un pequeño negocio que se ha mantenido por generaciones en la familia.

En entrevista con Ambas Manos, Karen Cuenca indicó sentirse muy orgullosa de continuar con la tradición que le inculcó su abuelo y que nació hace 70 años en la comunidad de San Andrés Cholula.

No sólo distribuyen pulque. También producen el maguey, lo plantan y una vez llegado el momento, extraen su interior para fermentarlo.

En su tinacal creado con piel de vaca se resguardan litros y litros de pulque. Para los curados que se preparan al momento se utiliza queso añejo, queso ahumado y leche evaporada.

El litro de pulque natural se vende en 30 pesos y el curado está en 60 pesos.

Actualmente, “El tinacal casa del abuelo” cuenta con dos puntos de venta: el corredor artesanal de San Andrés Cholula y Santa María Zacatepec.

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.