El nivel de agua de la presa de Valsequillo bajó al 24.4% (2.6% menos en dos días) de su capacidad que es de 300.65 hectómetros cúbicos (hm3). El 31 de julio, las compuertas del cuerpo formalmente llamado Manuel Ávila Camacho se cerrarán para que el líquido se recupere.  

De acuerdo con el monitoreo que realiza la Comisión Nacional del Agua (Conagua), al corte de este 27 de julio, la presa tiene un nivel de solo 73.60 hm3. 

Lo anterior representa el 24.4 por ciento, es decir, 1.6 puntos porcentuales menos en dos días, esto, derivado de la poca precipitación en las últimas semanas.  

Durante el mes pasado, la presa se mantuvo en un nivel por encima de los 217 hm3, es decir, se encontraba estable, pero la sequía generó que el líquido que se utiliza con propósitos de riego fuera en descenso. 

Tan solo durante la semana en curso, el nivel de Valsequillo ha cambiado de la siguiente manera. El lunes 25 de julio estaba con 78.5 hm3, el 26 de julio pasó a 73.60 y este 27 de julio, se mantiene de la misma forma.  

La titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (Smadsot), Beatriz Manrique Guevara, aceptó que hay sequía, pero aclaró que no existe riesgo sobre el agua para el consumo humano.  

Precisó que entre el 30 y 31 de julio, las compuertas de la presa de Valsequillo se cerrarán con el fin de que recupere su nivel con ayuda de las lluvias. Será hasta 2023, en el próximo ciclo agrícola, cuando se vuelvan a abrir.   

AMBAS MANOS evidenció que ante la sequía en la presa de Valsequillo, los pobladores comenzaron a caminar dentro del cuerpo de agua para cruzar, sin medir los riesgos por el reblandecimiento de la tierra.  

Jessica Meléndez Zenteno

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2016 en política, gobierno, educativas y municipio para diferentes medios de comunicación.