En la primera quincena de septiembre de 2022, la inflación en Puebla creció 8.51 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2021, lo que demuestra que aumentó levemente, ya que agosto cerró con un aumento de carestía de 8.4 por ciento. 

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que la inflación nacional en el mismo periodo fue de 8.76 por ciento, es decir que Puebla estuvo por debajo de la del país. 

En la ciudad de Puebla, la carestía de la canasta básica subió 8.43 por ciento, mientras que en Izúcar de Matamoros, creció 8.89 por ciento. 

Nuevamente, los precios que más subieron fueron los de alimentos y bebidas no alcohólicas con una inflación de 14.52 por ciento, restaurantes y hoteles con 11.43 por ciento, los bienes y servicios con 9.75 por ciento, las bebidas alcohólicas y tabaco con 9.30 por ciento. 

Los muebles, artículos para el hogar y para su conservación en 9.03 por ciento, el transporte en 7.30 por ciento, la salud en 6.05 por ciento, las prendas de vestir y calzado en 5.81 por ciento, la recreación y cultura en 5.70 por ciento y educación en 4.49 por ciento y la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles en 3.94 por ciento. 

Respecto a los productos genéricos con mayor carestía, en comparación con la quincena que terminó el 31 de agosto de 2022, a la cabeza se colocó el transporte aéreo con 7.53 por ciento, el jitomate con 5.57 por ciento, la cebolla con 4.38 por ciento y la electricidad con 2.02 por ciento.

Los que más bajaron fueron los servicios profesionales con una caída de 14.65 por ciento, el aguacate con –9.05 por ciento, la manzana con –2.66 por ciento y la naranja con –2.26 por ciento. 

BANNER RUMBO
Diana

Diana Juárez Martínez

Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Se inició en periodismo en 2013 en Ángulo 7, donde trabajó 9 años y llevó la coordinación de información.