El gobierno de Miguel Barbosa terminó con el negociazo del CCE en el terreno que el exgobernador, Melquíades Morales les regaló hace 18 años terminó, sin que lograran al menos arrancarlo. Nunca pudieron construir el edificio para el que estaba destinado y lo perdieron.

Eran 16 mil metros cuadrados en una de las zonas de mayor plusvalía, los que los empresarios obtuvieron en donación por el ex mandatario, Melquiades Morales Flores en el año 2004. Este ubicado en la Reserva Territorial Atlixcáyotl, sobre Cúmulo de Virgo casi junto al Hospital Ángeles.

La condición para conservar el predio en un comodato de 100 años, era que en los próximos dos construyeran sus oficinas y les dieran uso. Situación que no sucedió, presuntamente por la falta de recursos.

En los 18 años que tuvieron en posesión el predio, pasaron siete gobernadores. Solo dos intervinieron ante la falta de acción por parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El primero fue Rafael Moreno Valle quien les otorgó un plazo mayor para que realizarán su proyecto, pero les quitó 10 mil metros. El único avance que hicieron los empresarios, fue excavar para hacer cimientos.

Aunque en el 2016, un año antes de que concluyera la administración de Moreno Valle, se dio a conocer que el CCE prácticamente estaba regalando a la una empresa denominada Blueicon el terreno para que se llevará a cabo el proyecto “My Residence” que contendría departamentos y oficinas de lujo.

El trato era que, a cambio de otorgar el predio, los empresarios recibirían dos mil metros cuadrados, es decir, solo el 33% del total. Lo cual reflejaba un trato inequitativo, porque además dicha zona es una de las de mayor plusvalía en el estado.

El entonces presidente del CCE, Fernando Treviño Núñez declaró en junio de 2016 que tanto Blueicon como el CCE eran propietarios en sociedad, derivado de que la firma pondría el dinero para la construcción y los empresarios darían el lugar.

“No se vendió nada, somos solo socios, vamos a hacer un edificio…El terreno es del Consejo Coordinador Empresarial y se aporta para desarrollar un proyecto; nosotros ponemos el terreno y ellos el dinero”.

Pasaron seis años de dicho trato, que por la falta de permisos tampoco se concretó y la obra continuó únicamente con los cimientos y con la primera piedra que colocó Moreno Valle, lo significaba que el negociazo del CCE seguía detenido.

Es preciso destacar que incluso, en 2017 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores comenzó una investigación en contra de la empresa Blueicon por fraude en la construcción de Nvbola Towers, un desarrollo inmobiliario de Angelópolis.

Respecto a la intervención de los gobernadores, posterior a Moreno Valle pasaron Antonio Gali Fayad, Martha Erika Alonso Hidalgo y Guillermo Pacheco Pulido, ninguno supervisó el cumplimiento del objetivo.

Barbosa intervino en 2020 contra el negociazo del CCE, bajo un procedimiento legal

El segundo mandatario en intervenir fue Miguel Barbosa Huerta quien decidió iniciar un procedimiento legal para recuperar el terreno en 2020, en el marco de la expropiación de diversos predios que se donaron fuera de la ley.

Para julio de 2021, el gobierno había ganado el juicio y el Poder Judicial dictó que el CCE tenía tres días para entregar el sitio de seis hectáreas al gobierno estatal, pues rescindió el contrato de donación onerosa celebrado entre el banco BBVA Bancomer y la parte moral que era el consejo.

La resolución detallaba que de no restituir la propiedad en el plazo destinado a partir de la notificación, se pediría el auxilio de la fuerza pública para la recuperación del mismo.

Fue hasta este 8 de agosto de 2022, cuando el ejecutivo del estado, Miguel Barbosa Huerta anunció que el CCE hizo la entrega del predio. Destacó que tiene un orificio de seis mil metros porque iban hacer la cimentación para la construcción del edificio.

“El terreno ya nos lo devolvieron, ya hace rato, seis mil metros tiene un hoyote porque iban hacer la cimentación de lo que ellos prepararon por ocho años o no sé cuántos años lleva, más mucho tiempo”.  ´

El mandatario no precisó qué pasará con el lugar, únicamente dijo que no será el lugar donde se construirá la nueva sede del Congreso del Estado, porque se necesita al menos una hectárea.  

Jessica Meléndez Zenteno

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2016 en política, gobierno, educativas y municipio para diferentes medios de comunicación.