Omar Soriano Romero se formó en la BUAP: en sus aulas cursó  sus estudios de licenciatura, maestría y doctorado. Con su tesis para obtener este último grado es galardonado con el Premio Intercovamex a la Mejor Tesis de Doctorado.

El premio fue otorgado por la Sociedad Mexicana de Ciencia y Tecnología de Superficies y Materiales A.C., durante el XV Congreso Internacional de Superficies, Materiales y Vacío, en Puerto Vallarta, Jalisco, celebrado del 26 al 30 de septiembre.

Con la guía de los  doctores Abraham N. Meza Rocha y Rosendo L. Lozada Morales, de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, Omar Soriano incursionó en la elaboración de un vidrio de fosfato de zinc activado con plata, lantánidos y manganeso -materiales  abundantes en México-.

Al utilizar estos materiales redujo el costo de producción de los sistemas de iluminación, así como el impacto ambiental, al reemplazar las lámparas fluorescentes compactas que contienen mercurio, un elemento altamente contaminante y dañino para la salud.

El resultado de esta investigación se plasmó en la tesis “Propiedades luminiscentes del sistema vítreo fosfato de zinc activado con plata, lantánidos trivalentes y manganeso”, con la cual obtuvo el Premio Intercovamex a la Mejor Tesis de Doctorado.

Esta investigación además generó cinco artículos publicados en revistas indizadas, lo cual abonó al citado reconocimiento.

“Quiero poner mi granito de arena con esta investigación para generar nuevas tecnologías de iluminación que no contaminen y se aproveche de la mejor manera la energía que tenemos disponible”, subrayó el egresado del Doctorado en Ciencias  (Física Aplicada).

El egresado de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP, donde además cursó la Licenciatura en Física Aplicada y la Maestría en Ciencias (Física Aplicada).

El trabajo que hacemos en este grupo de investigación comienza a tener una relevancia, más allá de lo local”. Por ello, agradeció a sus asesores que estuvieron a su lado en este proceso: “Es un trabajo en equipo, yo no hubiera podido hacerlo, sin la guía de mis asesores y de sus enseñanzas”, recalcó emocionado el joven de 31 años.

LA VILLA