“Ser hecho en México” es el libro sobre la familia Serdán que resalta el papel fundamental de las mujeres revolucionarias.

El heredero del linaje de la familia poblana, Máximo Serdán es autor de la obra que contiene pasajes y vivencias del día a día de los héroes del movimiento armado.

El ingeniero miembro de la Fundación Serdán y bisnieto de Aquiles Serdán citó anécdotas propias de la familia. Fue durante el periodo de la pandemia de covid-19 que decidió retomar el trabajo que recopiló a través de los años.

Resaltó que, a pesar de no tener experiencia en el campo de la escritura, quiso compartir con los poblanos el contexto de su familia que de otra manera no podría obtenerse.

Las cuales fueron retomadas de los relatos contados por Carmen Serdán, durante su estancia en la Ciudad de México años después de los eventos de 1910 en Puebla.

Presentación del libro “Ser hecho en México”.

“Ser hecho en México” revive la valentía y labor de las mujeres de la familia Serdán

La publicación de editorial Porrúa se adentra en los sucesos previos y posteriores a la Revolución Mexicana. Todo ello desde una visión familiar y cercana a los reconocidos héroes poblanos.

Mencionó que gran parte de los relatos también se dieron gracias a la narrativa de Natalia Serdán, la integrante menos conocida de la familia.

Sin embargo, señaló que Natalia Serdán fue una de las más relevantes del movimiento armado que inició en Puebla.

Señaló que después de perder a sus padres, Natalia recató a su abuelo Aquiles y Carmen lo crió.

Al crecer y casarse con su abuela Isabel Álvarez Dávalos, la mujer tomó nota de todas las vivencias transmitidas por Carmen Serdán durante un periodo aproximado de 15 años. Con la intención de preservar el legado de la familia a través del tiempo.

A 112 de haber iniciado ese proceso sigue vigente porque es un proceso de transformación que se da en la nación, sobre todo que busca condiciones de igualdad” dijo.

Dividido en cuatro capítulos, los primeros dos desarrollan los diálogos y pláticas casuales que mantuvieron las entonces jefas de familia.

Entre ella, la historia sobre cómo Natalia y Carmen se encargaban de distribuir las armas, usadas por el ejército poblano para enfrentar el régimen de Porfirio Díaz.

A la entonces ferretería denominada “El Candado”, Carmen Serdán acudió en compañía de su sobrino Aquiles para recoger el armamento. Con gran habilidad escondió cuatro fusiles bajo la falda.

Sin embargo, estuvo a punto de ser descubierta por un gendarme en la zona de Santa Clara, en el Centro Histórico. El hombre le señaló un objeto señalando hacia el piso, que le aterró pues pensaba que se trataba de un fusil asomándose.

Al final, el gendarme se refería a un juguete que el pequeño Aquiles había dejado caer en la calle.

El cuarto capítulo se enfoca a la aportación que hace el bisnieto sobre los hermanos Serdán a manera de reflexionar sobre la lucha de sus antepasados.

Aparte del honor de traer el apellido, de gente que dio la vida por un mejor común, yo considero que es una responsabilidad”.

Señaló que el nombre de la obra está inspirado en el orgullo de los mexicanos al crear y emprender proyectos en suelo nacional.

La especial dedicatoria de “Ser hecho en México”

El primer libro de Máximo Serdán está dedicado en primer lugar a su abuela Isabel Álvarez Dávalos ya que sin sus escritos, nunca hubiera podido publicar este trabajo.

Enaltecer la participación de las mujeres es importante. Doña Carmen, la madre de los cuatro, estuvo en el movimiento, a Natalia le tocó resguardar con vida a sus hijos y sobrinos. Carmen siempre comprometida a la par de Aquiles con estas causas. Y Filomena que poco se habla de ella, estando embarazada de Sara se queda a lado de su esposo por voluntad propia”.

También está dirigida a todos los mexicanos que día con día se dedican a construir un mejor país, cada uno desde su trinchera, concluyó.

Por el momento, el ejemplar está a la venta en el sitio web de Librerías Porrúa.

Carmen González

Carmen González

Licenciada en Comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Reportera desde 2018 de la fuente de cultura, turismo, activismo, temas sociales y de revista.