El IMSS en Puebla informó que incrementan los ingresos por quemaduras en Fiestas Patrias a causa de la pirotecnia. Tan sólo el 15 de septiembre, ingresan entre ocho y 12 personas, por lo que llamó a evitar su uso pues en la actualidad la explosividad es más letal.

Nicolás Manilla Lezama, director médico de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Traumatología y Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla especificó que los pequeños, como adultos ingresan por quemaduras de segundo y tercer grado, en cara, ojos, brazos y manos, lesiones que son atendidas diariamente en esta temporada con una frecuencia promedio de tres o cuatro veces a la semana. 

Tan sólo el día del Grito de Independencia, la noche del 15 de septiembre, agregó, se registra en promedio un ingreso de entre ocho y 12 personas, pero esperó que en este año estas cifras disminuyan considerablemente. 

Las quemaduras, indicó Manilla Lezama, predominan en dedos, cara y antebrazos; del total de los casos, la mayoría se registran en adultos y el resto en infantes. Ante ello, exhortó a los padres de familia a no utilizar pirotecnia, y mucho menos aquella procedente de otros países, porque se ha observado causa quemaduras graves.  

Toda pirotecnia es dañina, los accesorios explosivos son de alto riesgo, así que “si queremos festejar los días patrios con alegría y salud, evitémosla, el no uso de estos proyectiles será la menara más efectiva de resguardar a nuestra familia”.  

Aseveró que el instituto está en guardia sin descansar para poder atender a la población que lo requiera, pero lo importante es no llegar al hospital, explicó el director Médico de Ortopedia. 

Tenemos reportes de pacientes que hemos recibido con lesiones graves de tercer grado con pérdida de extremidades, son daños irreversibles a la salud, prácticamente, el jugar con fuego podría costarles la perdida de alguna extremidad, por eso debemos desde evitar a toda costa esta práctica”. 

Si bien resaltó que han disminuido los ingresos por quemaduras a causa de la pólvora, se debe continuar generando conciencia desde casa y con el entorno social para erradicar estas formas de diversión, ya que después de los accidentes la vida ya nunca es igual, por eso el especialista hizo un llamado a reflexionar para no exponer la vida por unos minutos de festejo, afirmó Manilla Lezama.  

Reiteró la invitación a los adultos a ser más precavidos, no dejar a los pequeños solos, evitar que los niños tengan contacto con líquidos flamable, dar mantenimiento o renovar utensilios de cocina que sean menos resistentes al calor y prohibir el ingreso de menores a áreas como la cocina.  

En caso de que se registre alguna quemadura, Nicolás Manilla exhortó a colocar agua fría y/o una toalla mojada, en lo que la persona es atendida por especialistas de la salud. 

BANNER RUMBO