Tres semanas después de dejar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Puebla (TSJ) y por el bien de su familia, amigos, compañeros de trabajo, el magistrado Héctor Sánchez renuncia a la magistratura y se separa de la vida pública.

En su cuenta de Twitter, Sánchez Sánchez dijo que le es “imposible negar la narrativa creada por más de cuatro meses seguidos para atacar a mi persona, familia y seres queridos”, situación que ya afectó su salud.

Por esto, tomó la decisión de separarse de la vida pública, dando a entender que también deja su magistratura pues deseó lo mejor al Poder Judicial y a los poblanos y poblanas.

Agradeció al equipo de trabajó que lo acompañó al frente del TSJ, al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y, en general, todo el apoyo que recibió durante su gestión. También a su esposa Mónica Silva, actual diputada del Congreso del Estado de Puebla

Por último, dijo que confía en que, con el tiempo y los debidos procesos, la verdad será conocida.

Héctor Sánchez renuncia a la magistratura tras nueva Reforma Judicial

El pasado 27 de octubre, Héctor Sánchez Sánchez renunció a la presidencia del TSJ. Según él, porque la nueva reforma al Poder Judicial implica “renovar la conducción de la institución”.

Ese día declaró a Ambas Manos que no teme ser sometido a una investigación. Y es que la reforma incluye un procedimiento para remover magistrados por obstrucción a la ley o conflicto de intereses.

El proceso de remoción lo llevará a cabo el Consejo de la Judicatura con la anuencia del Congreso local.

La Reforma al Poder Judicial, según ha dicho el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, no tuvo dedicatoria. Tras su renuncia, Margarita Gayosso Ponce se convirtió en la primera mujer en ocupar la presidencia del TSJ. Héctor Sánchez aplaudió su llegada

Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.