El dirigente del PRI, Néstor Camarillo subió a sus redes sociales un video con su participación en el foro de violencia ácida que termina con su logo “Néstor presidente”. 

Luego de que el pasado 2 de junio presentó una iniciativa para castigar las agresiones con ácido o mejor conocida como violencia ácida, el diputado organizó un foro con víctimas de estos ataques.

Sin embargo, aunque aseguró que su iniciativa no tiene un tinte político, editó un video que difundió en su cuenta de Facebook en donde ya utiliza su propio logotipo.

En dicho material también reitera la importancia de que los políticos escuchen a la ciudadanía para sensibilizarse.

Un buen político sabe escuchar y comprender los problemas de los demás. Las mujeres tienen todo mi apoyo. #NoALaViolenciaÁcida”, escribió en Facebook.

Sin embargo, lo anterior contrasta con lo que Carmen Sánchez, víctima de un ataque con ácido, señaló en entrevista al finalizar el foro.

Sánchez pidió a los legisladores, entre ellos Camarillo, apoyo para las sobrevivientes a estos ataques y reiteró que “no pueden hacer una iniciativa sin ninguna de ellas (las víctimas), sin antes escucharlas”.

Recordó que hay iniciativas presentadas ante el Congreso para castigar la violencia ácida, pero “nadie las involucró” para conocer sus necesidades y presentar una propuesta integral.

Lo anterior, porque un ataque con ácido va más allá de cometer lesiones, pues las víctimas requieren apoyos médicos con un alto costo y en ocasiones, decenas de cirugías que incluso requieren injertos de piel, además de que requieren rehabilitación.

Incluso, las mujeres que viven estas agresiones requieren atención psicológica o psiquiátrica, además de que necesitan que se combata la discriminación laboral, de acuerdo con la vicepresidenta de la fundación Carmen Sánchez, Ximena Canseco.

Presenta iniciativa con deficiencias para víctimas, exponen

En este sentido, el propio priista reconoció las carencias de su iniciativa, por lo que aseguró que se tendrá que trabajar a más profundidad para mejorarla y lograr que sea útil para las mujeres.

Cabe señalar que Camarillo presentó una iniciativa de reforma al artículo 309 Bis del Código Penal.

Esta reforma propone sólo una pena de siete a 13 años de prisión y multa de hasta 67 mil 354 pesos a quienes ataquen con ácido a una mujer.

La pena aumentaría hasta dos terceras partes si el agresor tiene alguna relación sentimental o de parentesco con la víctima.

Sin embargo, las activistas señalaron la necesidad de que los ataques con ácido y otras sustancias corrosivas sean considerados como un delito autónomo y no una agravante de lesiones.

Compartieron que debido a los vacíos legales actuales, han luchado para que se reclasifiquen estas agresiones como tentativa de feminicidio, pues solo así pueden alcanzar penas de hasta 40 años de prisión.

HOT SALE Estrella Roja
Paola Macuitl Gallardo

Paola Macuitl Gallardo

Estudiante de Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Reportera desde 2019, ha cubierto la fuente de cultura y gobierno en Info Quórum y Ángulo 7.