En Puebla, impulsan una reforma para reconocer el delito de violencia vicaria, a fin de que ya no solo sea una agravante de violencia familiar.   

El Congreso de Puebla recibió una iniciativa de reforma a la Ley para el Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia estatal. También, una modificación al Código Penal del estado.  

El diputado de Movimiento Ciudadano (MC), Fernando Morales Martínez, propuso una modificación al artículo 10 de la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.  

Con ello, se hace una descripción detallada de este tipo de violencia, como amenazar con causar daño a las hijas e hijos.  

Asimismo, amenazar con ocultar, retener, o sustraer a hijas e hijos fuera de su domicilio o de su lugar habitual de residencia.  

Al igual, utilizar a hijas e hijos para obtener información respecto de la madre o promover, incitar o fomentar en ellos los actos de violencia física contra de la madre. 

En cuanto al Código Penal local, se busca que la violencia vicaria no sea un agravante de la violencia familiar, sino que sea reconocido como un delito autónomo.  

De reconocerlo, se sancionaría hasta con ocho años de prisión y una multa de 5 mil 187 pesos, hasta 20 mil 748 pesos:  

Se impondrá a quien cometa el delito violencia vicaria, de dos a ocho años de prisión y multa de cincuenta hasta doscientas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización en el momento de la comisión del delito”.  

La propuesta de Fernando Morales Martínez se turnó a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia.  

También la recibió la Comisión de Igualdad de Género, para que se lleve a cabo su estudio y dictaminación.  

Activistas en Puebla urgen tipificar el delito de violencia vicaria 

La fundadora del Frente Nacional contra la Violencia Vicaria, Alexandra Volín Bolok, y Luz Arredondo, presidenta del capítulo Puebla, exigió la tipificación de este delito.  

En entrevista desde el Congreso de Puebla, comentaron que el estado podría ser primero en armonizar sus ordenamientos estatales con la ley federal.  

Esto coloca a Puebla, otra vez como punta de lanza para visibilizar la violencia vicaria en todo el país”.  

Señalaron que es importante reconocer como violencia el rompimiento del vínculo materno-filial, la separación, retención y manipulación, pues no estaba en la ley anterior.  

Hoy vamos a establecer de dos a ocho años de prisión para aquellos hombres que violentan a mujeres por el tema de violencia vicaria”. 

Comentaron que aún hay resistencia del sistema de justicia por levantar las carpetas por violencia vicaria, porque es solo un agravante.  

Lo clasifican como violencia familiar, pese a que muchas veces las mujeres ya no forman una familia con su agresor.  

De acuerdo con las activistas, Puebla ocupa el quinto lugar en violencia vicaria. Han recuperado seis niños, pero el Frente cuenta con 45 casos más. 

En el poder judicial de Puebla se niegan a visibilizar este fenómeno, hemos tramitado un incidente de violencia vicaria y se niegan y lo llaman ‘un incidente innominado’, porque no pueden legitimar este movimiento”, dijo Luz Arredondo.  

Lo anterior ha sucedido con el juez de lo Familia, Julio Vargas Domínguez, a quien señalaron por tener antecedentes de casos de corrupción en el otorgamiento de guardas y custodias a padres agresores.  

Finalmente, enfatizaron que este fenómeno se ha dado en el Juzgado Segundo de Cholula.  

LA VILLA
Paola Macuitl Gallardo

Paola Macuitl Gallardo

Estudiante de Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Reportera desde 2019, ha cubierto la fuente de cultura y gobierno en Info Quórum y Ángulo 7.